Movilización

Amena, al servicio de la campaña "Movilízate con Unicef" en favor de los derechos de la infancia

Los teléfonos móviles tienen una nueva utilidad. No se trata de un flamante tipo de cámara digital, vídeo u ordenador incorporado, sino algo a lo que se puede sacar mucho más provecho: la posibilidad de una movilización social en defensa de los derechos de la infancia.

Unicef y Amena, del Grupo Auna, se han unido para lanzar el proyecto ¢Movilízate con Unicef¢. Gracias a esta iniciativa, y según los propios implicados, el teléfono móvil se convierte en ¢una herramienta de apoyo para comprometer a toda la sociedad en favor de la inclusión social, invirtiendo en los niños y niñas, para alcanzar un desarrollo humano equitativo y sostenible¢.

Así, Amena colabora prestando su innovadora plataforma tecnológica y aportando la posibilidad de difundir rápidamente iniciativas de sensibilización, a través de las llamadas redes sociales, entre sus más de 8 millones de usuarios de telefonía móvil. Las redes sociales son grupos de personas, o en este caso de usuarios de teléfono móvil, que se relacionan entre ellos con el fin de alcanzar un objetivo común. Puede haber redes que impliquen a un grupo de amigos, a personas de una misma provincia, o a aficionados a un grupo de música determinado.

El director general de Amena, Belarmino García, señala que, como parte de su colaboración en esta campaña, su compañía aplicará ¢de forma desinteresada¢ su capacidad tecnológica de difusión y convocatoria para sensibilizar a la sociedad. ¢Es la primera vez en España que se utiliza la tecnología móvil a favor de una labor humanitaria, utilizando las redes sociales¢, señala el responsable de Amena.

Necesidad de sensibilización


Según el presidente de Unicef en España, Francisco González Bueno, en las últimas cumbres internacionales sobre derechos humanos se ha constatado que no se han cumplido las metas de desarrollo ¢principalmente por falta de voluntad política¢. ¢Las últimas cifras apuntan que, actualmente, hay 1.200 millones de personas en el mundo que viven con menos de un dólar diario, y de ellas, la mitad son niños¢, señala González. Por este motivo, el director ejecutivo de esta organización humanitaria, Jaime Gómez Pineda, señala que han optado por intentar incrementar la participación ciudadana, principalmente entre los jóvenes, utilizando otras vías.

¢Hemos decidido lanzar esta campaña de sensibilización a favor de los derechos de la infancia, ya que los niños son la gran palanca del desarrollo, aprovechando las posibilidades de propagación rápida y amplia de información que ofrece la tecnología de los teléfonos móviles¢, apunta.

Requisito: ser cliente de Amena


Para ser aliado de Unicef y participar en esta campaña es necesario ser cliente de Amena de prepago o contrato particular. Con este requisito cumplido el usuario tan sólo tendrá que llamar al número gratuito 2100, tanto para darse de alta como para conocer los programas de esta organización humanitaria, implicarse en sus acciones o difundir mensajes solidarios entre amigos sin ningún tipo de coste.

En el proceso de alta se elige un alias (Ej: Miguelón) con el que Unicef le reconocerá como aliado. Inmediatamente, Miguelón recibirá un mensaje en su móvil con la misión solidaria que debe realizar, pudiendo él también proponer futuras misiones. Entonces, si lo desea, llega el momento de animar a sus familiares, amigos o compañeros a que participen.

El reto será conseguir que el mayor número posible de movilizados respondan a la propuesta que en cada caso realice Unicef. Y al ganador, aquel que haya conseguido movilizar a más gente con la mayor rapidez, se le premiará con un reconocimiento público, a través de medios de comunicación, publicaciones propias de Unicef o mediante mensajes cortos SMS y e-mails al resto de aliados. En todo momento, los aliados podrán visualizar el éxito de la movilización emprendida por cada uno de ellos.

El director de nuevos servicios de Amena, Alberto Calero, señala que la primera misión consistirá en conseguir aliados y en favorecer la creación de la propia red. ¢A partir de ahí nosotros propondremos otras, como por ejemplo y aprovechando la campaña de Navidad, el envío de mensajes de sensibilización o de tarjetas de felicitación multimedia¢, señala. ¢Habrá misiones en que se trate de recaudar fondos, como este último caso de las tarjetas, que sí tendrán un coste. Los ingresos que obtengamos serán destinados íntegramente a Unicef¢, afirma Calero.