Comercio exterior

Genoma España, el desafío de exportar la biotecnología

Lograr un mayor aprovechamiento de los resultados de la investigación, dándole valor de mercado, y potenciar la participación de las empresas españolas en los foros internacionales del negocio de la biotecnología, son los dos objetivos de Genoma España, una fundación creada por los Ministerios de Sanidad y Consumo y de Ciencia y Tecnología con una clara proyección hacia el desarrollo empresarial.

En un sector nuevo, relativamente pequeño, integrado por 71 empresas pequeñas y medianas (contabilizando las que se dedican exclusivamente a esta actividad) que facturaron 200 millones de euros en 2002, Genoma España aspira, en palabras de su director general, José Luis Jorcano, a situar a España en 'la primera línea europea en el campo de la biotecnología industrial'.

Para ello la fundación cuenta una aportación anual de los ministerios fundadores de 10 millones de euros, y ha firmado un acuerdo con el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) para participar en los planes de promoción exterior, lo que le permite acceder a las ayudas oficiales que en una primera fase se orientan a fomentar la participación empresarial en todos los eventos internacionales que reúnan a la comunidad biotecnológica más avanzada.

Las ferias Biocontac, de Quebec, principal foro mundial de empresas biofarmacéuticas, y Biotécnica, de Hannóver, han sido los escenarios elegidos para el estreno internacional y con éxito notable. A la muestra alemana acudieron 13 empresas: Puleva Biotech, Biomedal, Bionostra, Ama Bioinformática, Biotools, Advancell, Sistemas Genómicos, Mologen, Noroy Bioinformatics, AB Laboratorios, Natraceutical y Guserbiot. Todas ellas firmaron acuerdos de colaboración para ofertar y distribuir sus productos en el exterior.

En Canadá, Genoma España participa ya en tres proyectos de investigación con su homóloga canadiense, sobre salud humana, plantas y acuicultura, todos con un periodo de vigencia entre 2003 y 2005 y con un presupuesto de 4 millones de euros cada uno.

En su papel de motor y nexo entre los investigadores, las empresas y la sociedad, las actividades de Genoma España se orientan a desarrollar las nuevas posibilidades de la biotecnología en sanidad, agroalimentación, acuicultura, sanidad animal y medio ambiente, áreas en las que José Luis Jorcano asegura que 'el nivel de calidad de la investigación española en biotecnología es comparable a la de los países industrializados de Europa y América'.

Reconoce, sin embargo, que pese a esta 'buena base competitiva', se trata de un negocio por desarrollar que requiere 'coordinar e integrar las actuaciones de los diferentes agentes del sistema y cuyo futuro debe diseñarse desde una perspectiva más empresarial'. Para ello nació Genoma España y ese es su gran desafío de futuro.

El negocio mundial llegará hasta dos billones en 2010

El negocio biotecnológico mundial llegará a facturar un total de dos billones de euros en el año 2010 y se espera que genere tres millones de puestos de trabajo de personal altamente cualificado.

Los últimos informes internacionales elaborados sobre el sector estiman que en Estados Unidos operan un total de 1.300 empresas, que dan empleo a 160.000 trabajadores y cuyo volumen de inversión en investigación y desarrollo se sitúa en 10.700 millones de euros anuales.

En cambio, en Europa se estima que el número de empresas dedicadas a la biotecnología asciende a 1.600. Todas ellas dan empleo a un total de 61.000 trabajadores e invierten un global de 5.000 millones de euros anuales en investigación y desarrollo. Alemania, Francia y Reino Unido son los países que más actividad registran en este negocio.