Cinco Sentidos

El genio de los Eguren

La familia Eguren, propietaria de esta casa, se dedica desde el siglo XIX al cultivo del viñedo y a la elaboración vinícola, aunque la bodega actual, fundada por Guillermo Eguren, data de 1957. Sus instalaciones y viñedo se ubican en la histórica villa de San Vicente de Sonsierra, a los pies de la Sierra de Cantabria, que da nombre a la bodega.

Sus viñedos son el principal tesoro de los Eguren, ya que disfrutan de unas condiciones climatológicas y edafológicas privilegiadas. Un total de 80 hectáreas con cepas que en la mayoría de los casos cuentan con una edad superior a 20 años y que en algunos casos superan los 70, cultivadas con las variedades tintas tempranillo, tempranillo peludo y garnacha y la blanca viura. La Sierra de Cantabria, que protege la vid de los fríos vientos del norte, y la cercanía del río Ebro crean un microclima especial de carácter mediterráneo-continental con inviernos no muy fríos y veranos suaves, muy propicio para el cultivo de la vid en estas tierras. Por otro lado, las variaciones de temperatura estivales -calor intenso durante el día y temperaturas nocturnas frescas- proporcionan a las uvas un aumento del nivel de polifenoles, sustancias responsables del color y la estructura de los vinos.

En cuanto a los suelos, éstos son pobres en materia orgánica y nutrientes, con buen drenaje y retención hídrica, que resultan también muy apropiados para el cultivo de la vid.

Con el objetivo de que los rayos de sol lleguen durante más horas a todos los racimos, los viñedos se cultivan con orientación sur y se plantan en espaldera, aunque aquellos que superan los 65 años de edad mantienen su forma de plantación original en vaso.

El abono que reciben las plantas siempre es materia orgánica, mucho más beneficioso, ya que mantiene el respeto por el medio ambiente y proporciona vinos de mayor complejidad. La vendimia se realiza exclusivamente de manera manual y selectiva, recogiendo sólo los frutos que presentan unas condiciones sanitarias y de maduración óptimas. Además, antes de la entrada del fruto en bodega, se lleva a cabo una segunda selección de los racimos.

Los vinos de Sierra Cantabria se elaboran principalmente a partir del viñedo propio y siempre siguiendo una misma premisa: extraer la máxima expresión del terruño de donde proceden. En los primeros tiempos Sierra Cantabria se dedicó a la elaboración exclusiva de tintos jóvenes, hasta que Marcos Eguren -actual enólogo de la casa-, capitaneó un importante giro en la línea productora que conduciría a la bodega a apostar por la creación de tintos con crianza en roble.

Actualmente, Sierra Cantabria elabora vinos con crianza de la más alta gama -como su Colección Privada- conseguidos a partir de uva de gran calidad, una esmerada elaboración y una cuidada crianza en las mejores barricas de roble francés y americano. Pero en esta bodega no han querido dejar de lado la elaboración de vinos jóvenes, como demuestra su reconocido Murmurón, todo un homenaje a los tradicionales tintos riojanos de maceración carbónica.

Además de Sierra Cantabria, la familia Eguren cuenta con las bodegas Señorío de San Vicente en Rioja, Vega de Toro en Toro y Dominio de Eguren en Manchuela, todas ellas con una acreditada reputación en la elaboración de vinos de calidad.

SIERRA CANTABRIA CUVæpermil;E ESPECIAL Cosecha 1999

Este varietal de tempranillo presenta a la vista un atractivo color rojo granate oscuro con destellos del mismo tono en su ribete. En la fase olfativa muestra una buena intensidad aromática destacando los recuerdos de frutos negros maduros, con elegantes notas de especias dulces (canela, vainilla…), toques de monte bajo y un sutil fondo de chocolate blanco. En boca es fresco, seco, con buena estructura tánica bien ligada y una justa acidez, lo que nos produce un conjunto con gratas sensaciones táctiles y un largo final en que destacan los finos aromas frutosos. Perfecto acompañante de platos de carne como el hojaldre de cabrito con trufas.

Zona productora: Rioja.

Crianza: 12 meses en barricas de roble francés y americano.

Variedades: Tempranillo.

Cosecha: 1999 -buena-. temperatura: 17º C.

Precio: 9,85 euros.

SIERRA CANTABRIA Reserva 1998

Elaborado con tempranillo, recibió una crianza de 18 meses en roble. Presenta un color rojo rubí oscuro con ribete ligeramente atejado. Complejo y con buena intensidad se muestra en nariz, destacando las notas balsámicas de cedro con toques especiados y de tabaco sobre un fondo de fruta roja y ligeros recuerdos de cuero y almizcle. En la fase gustativa se muestra carnoso y redondo al encuentro, con muy buenas sensaciones frutales en mitad de boca, un tanino dulce y elegante y un final de muy buena persistencia donde destacan los recuerdos especiados. Maridará con platos como las tórtolas a la cazadora.

Crianza: 18 meses en barricas de roble francés y americano.

Variedades: Principalmente tempranillo.

Cosecha: 1998 -muy buena-. temperatura: 17º C. precio: 9,85 euros.

SIERRA CANTABRIA Crianza 1999

Sierra Cantabria Crianza 1999 está elaborado mediante el ensamblaje de las variedades típicas riojanas tempranillo, garnacha y graciano. En cata presenta un color cereza rubí de capa media con un incipiente destello teja en su ribete. En nariz presenta clásicos aromas de frutillos rojos maduros, bien ligados con notas balsámicas y elegantes recuerdos de madera. En boca es franco, seco y redondo, de estructura media y un buen equilibrio acidez-cuerpo-alcohol, con un final vivo y de buena persistencia en que reaparecen las notas especiadas de la madera. Acompañará perfectamente platos como el codillo de cordero con berenjenas.

Crianza: 14 meses en barricas de roble francés y americano.

Variedades: Tempranillo (90%), garnacha (8%).
Cosecha: 1999 -buena-. temperatura: 16-17º C. precio: 6,70 euros.