Italia

La huelga contra la reforma de las pensiones paraliza Italia

Miles de manifestantes abarrotaban plazas de toda Italia en protesta contra los planes del Gobierno de aumentar la edad de jubilación para suavizar las presiones financieras sobre el sistema de pensiones. Italia, como Francia y Alemania, trata de reformar su sistema de pensiones, que absorbe el 15% del PIB. Y como en los otros países, Berlusconi afronta una profunda movilización social contra la reforma.

'Si el Gobierno no cambia el curso y no reconoce la fuerza de nuestros argumentos, continuaremos la protesta', amenazaba Guglielmo Epifani, presidente del mayor sindicato, CGIL, convocante de las protestas.

El Ejecutivo quiere impedir que los italianos se retiren antes de haber cotizado durante 40 años o una vez que hayan alcanzado la edad mínima de 65 años en hombres y 60 años para las mujeres.

Se trata de la tercera gran movilización laboral contra Berlusconi desde su regreso al poder en 2001. Fue precisamente el rechazo a la reforma de las pensiones la que hizo caer su Gobierno con anterioridad.

La repercusión del paro fue más evidente en los servicios, ya que las escuelas y oficinas públicas, incluidas las de correos, no abrieron durante todo el día y los bancos sólo lo hicieron por la tarde. También se notó de forma especial en el sector del transporte. Alitalia canceló más de 150 vuelos vespertinos como consecuencia de la huelga y tuvo que dejar en tierra a unos 24.000 pasajeros. También se suspendió el servicio de trenes en la mañana y muchos turistas quedaron sin poder realizar sus programas de viaje.

Los sindicatos cifraron el seguimiento del paro en el 80% de los trabajadores, mientras que la patronal aseguraba que el número de empleados que protestó contra la reforma no superó el 30%.

Aunque muchos economistas creen que las reformas del Ejecutivo no irán muy lejos, los sindicatos alegan que existen leyes de 1995 que garantizan la prevención de una crisis y acusaron al Gobierno de lanzar una propaganda amedrentadora sobre el sistema de pensiones para esconder políticas erróneas.

Berlusconi aseguró que pese a los paros seguirá adelante con el proyecto.

las cifras

3 Es el número de protestas laborales convocadas por los sindicatos que ha soportado el primer ministro Silvio Berlusconi desde su regreso al poder en 2001.

80% Alitalia tuvo que suspender más de 150 vuelos, lo que supuso dejar en tierra a unos 24.000 pasajeros.

150 Es el seguimiento de la huelga según los sindicatos, el 30% para la patronal