Presupuestos

Baleares fija una partida para crear la televisión regional

El Gobierno balear, que preside Jaume Matas, ha incluido una partida de 3,5 millones de euros en los presupuestos de 2004 con el fin de crear una televisión autonómica, según explicó ayer el consejero de Economía, Lluís Ramis de Ayreflor, tras la aprobación del proyecto de presupuesto por parte del Consejo de Gobierno. El consejero no quiso dar más detalles acerca de este nuevo proyecto y se remitió a una rueda de prensa que se convocará la semana que viene para explicar esta operación.

Por lo que respecta al presupuesto, el Gobierno balear tendrá el año que viene 1.859 millones de euros, un 3,5% más que el de 2003, con un déficit del 0% del PIB, dirigido a cumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria. No obstante, el Ejecutivo de Matas solicitará en 2004 un préstamo de 200 millones para cubrir inversiones del sector público de las islas. Con ese dinero, la deuda de Baleares, entre la del Gobierno y la de las empresas públicas, ascenderá a 1.151 millones de euros.

Una de las novedades principales de este nuevo presupuesto es la creación de un fondo de contingencia del 2% del gasto total, 37,18 millones de euros, con el objetivo de hacer frente a necesidades no previstas en las cuentas.

Ramis de Ayreflor explicó que el Ejecutivo había optado por recurrir a la deuda para financiar inversiones y relanzar la economía de las islas, que, según dijo, se encuentra en una fase de enfriamiento con un crecimiento del PIB que este año superará muy ligeramente el 0%. El consejero criticó la herencia recibida del anterior Gobierno, presidido por el socialista Francesc Antich, que ha dejado una deuda de 951 millones de euros, 150 millones de euros más de gasto comprometido y otros 200 millones de gasto sin que exista crédito presupuestario.

Los presupuestos valencianos crecen el 7,9%

El Gobierno valenciano aprobó ayer el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2004, que ascienden a 9.615 millones de euros, un 7,9% más que los de 2003, informa Javier Alfonso desde Valencia. El Ejecutivo valenciano prevé un crecimiento del PIB del 3,2% y la creación de 35.000 puestos de trabajo. Las cuentas no recogen endeudamiento neto ni amortización de deuda y destinan un 78% del gasto a partidas de las denominadas sociales, según el consejero de Economía, Gerardo Camps. La Ley de Acompañamiento recoge la desgravación del 10% de las cantidades destinadas al fomento del valenciano y la reducción del impuesto sobre sucesiones para menores de 21 años.