Cuentas

El beneficio de Ebro Puleva crece un 15% por las desinversiones

Ebro Puleva obtuvo un beneficio neto consolidado de 87 millones de euros en los nueve primeros meses del presente ejercicio, lo que supone un incremento del 15,2% respecto al mismo periodo del 2002, según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado contrasta con la caída del 8% de la facturación de la compañía hasta septiembre, para situarse en 1.507 millones de euros por las desinversiones realizadas en el periodo. Así, la deuda neta consolidada de Ebro Puleva se redujo un 24% y ascendió a 341,7 millones de euros, lo que supone el 39% de los recursos propios de la empresa.

"La disminución de los ingresos ha venido determinada fundamentalmente por el efecto derivado de las desinversiones llevadas a cabo en negocios no estratégicos (venta de Proterra, que representó una disminución de ingresos de 53,7 millones de euros) o en empresas en las que no controlaba la gestión (venta de Jesús Navarro, cuyo efecto en la facturación es de 8,3 millones de euros)", explicó Ebro Puleva.

EBRO FOODS 15,08 -0,92%

Cae la facturación

Por lo que se refiere al importe neto de la cifra de negocio, el volumen alcanzado fue de 1.507 millones de euros, un 8% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (EBITDA) descendió un 5,7% hasta los 182 millones de euros.

En cuanto a las previsiones para el conjunto de 2003, la compañía consideró que el resultado cuando concluya el ejercicio será "positivo", debido a la "buena evolución del negocio en términos generales". "A estos factores hay que añadir que el cuarto trimestre suele ser uno de los mejores periodos para los negocios de Ebro Puleva", concluye la empresa.