Software

El nuevo Office reaviva la crítica sobre la continua sucesión de versiones

La maquinaria Microsoft no para. El pasado martes, la compañía de Bill Gates presentó en 20 países simultáneamente la nueva edición de su aplicación ofimática Office con la que pretende seguir dominando las oficinas de todo el mundo. Como ejemplo, valga el mercado español, donde el 90% de los paquetes ofimáticos que se utilizan son de este gigante del software.

La maquinaria Microsoft no para. El pasado martes, la compañía de Bill Gates presentó en 20 países simultáneamente la nueva edición de su aplicación ofimática Office con la que pretende seguir dominando las oficinas de todo el mundo. Como ejemplo, valga el mercado español, donde el 90% de los paquetes ofimáticos que se utilizan son de este gigante del software.

Aunque la solución aporta innovaciones interesantes (que más adelante se detallan), ya ha habido voces críticas sobre el ritmo al que se suceden las versiones de los programas informáticos. 'La gente está cansada de pagar por licencias cada vez que un fabricante saca una nueva edición de un producto. Las empresas están preocupadas de que los fabricantes sean quienes marquen los ritmos', dice Jaime García Cantero, analista de la consultora IDC.

Otra fuente consultada añade que 'las compañías últimamente siguen menos ese ritmo de cambio y que muchas utilizan Office, pero no la última versión; lo mismo ocurre con Windows'. Microsoft no obliga a nadie a cambiar de versión, 'pero sí teje una interdependencia entre sus piezas de software que van arrastrando a hacerlo', añade García Cantero.

Rosa María García, consejera delegada de la filial española, se apresura a aclarar que el nuevo Office responde a demandas concretas de sus clientes. 'Necesitan un acceso más eficiente a los datos, conectar mejor con sus socios y clientes, quieren eliminar trabajo rutinario y tener formas más eficaces de colaboración'.

La directiva insiste en que Microsoft Office System mejora la productividad, tanto individual como en equipo. Un ejemplo de esta capacidad de trabajo colaborativo es la administración de derechos de información, una característica que permite a todas las aplicaciones de Office 2003 proteger el contenido de un documento, estableciendo quiénes y qué partes podrán leer o modificar.

El nuevo producto se ofrece en seis configuraciones (básica, estudiante-profesor, estándar, pymes, profesional y profesional enterprise) y a precios que oscilan entre los 180 euros para estudiantes y profesores -en este caso se admiten tres instalaciones- y los 565 euros para el profesional. 'Con ello se logra el efecto de discriminación de precios, aprovechando mejor la curva de la demanda', dice Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa.

El Office System incluye, además de las aplicaciones básicas del Office 2003 (Word, Excel Outlook y Power Point), herramientas para trabajar en equipo y dos servicios en línea: el portal de recursos Office Online, al que se conectan los distintos componentes del nuevo Office, y Live Meeting para mantener reuniones virtuales en tiempo real. Jorge Negrete, director del área de productividad de Microsoft Ibérica, asegura que este último servicio 'proporciona mensajería instantánea' y destaca igualmente las mejoras en seguridad y funciones anti-spam del gestor de correo electrónico Exhange Server. La propia Microsoft asegura que, con el nuevo Office, ha reducido en seis meses más del 80% de correo basura.

Paquete ofimático

El nuevo Office de Microsoft incluye herramientas y servicios que son completamente nuevos para el usuario:

1 OneNote Es un editor de notas avanzado. Está pensado para tomar apuntes en reuniones. Su principal ventaja es la posibilidad de importar con el ratón texto mecanografiado o manuscrito, diagramas dibujados a mano, grabaciones de audio, etcétera, desde equipos tipo Tablet PC, portátiles y ordenadores.

2 Infopatch Este gestor de información agiliza el proceso de agrupar información de diversas fuentes. Este programa permite crear formularios dinámicos, rellenarlos y enviarlos a sistemas habilitados para XML. Es una herramienta clave para poder reunir y reutilizar posteriormente distintas informaciones.

3 Office Online Es un servicio web accesible directa y gratuitamente desde la propia solución. Microsoft calcula que unos 25 millones de usuarios acudirán mensualmente a él para buscar imágenes, plantillas predeterminadas, información de la Enciclopedia Encarta o de otras páginas web personalizadas. Más adelante se incluirán servicios de pago de terceros fabricantes y proveedores. Microsoft ve en los buscadores una fuente de ingresos.

4 Live Communications y Live Meeting El primero es un servicio de mensajería instantánea y comunicaciones en tiempo real. El segundo es un servicio que se paga por uso y que permite mantener reuniones virtuales, compartiendo documentos entre distintas personas, lo que permite ahorrar en viajes.

Riesgos y competencia. Ofertas de código abierto, piratería y virus

Copia ilegal IDC asegura que Microsoft tiene ganada la batalla del escritorio del usuario con Office, pero también es más atractivo para los creadores de virus. 'Su principal competencia no es la solución gratuita OpenOffice ni el StarOffice de Sun. Es la piratería de sus propios productos', señala.

Ventaja frente a Sun Luchar contra el 97% del mercado se antoja difícil para la solución de Sun. 'Poco importa que StarOffice sea más abierto y eficiente. A favor de Microsoft juegan el tamaño, la escala, la red, que es lo fundamental', dice Enrique Dans, del Instituto de Empresa.

En cifras

2.000 millones de dólares es la cifra invertida por la compañía de Bill Gates durante los dos últimos años para desarrollar la nueva plataforma ofimática.

400 millones de usuarios de Office hay en el mundo, de los que entre seis y siete millones son de España, aunque de éstos el 49% son piratas.

600.000 personas han probado el nuevo producto de Microsoft antes de su lanzamiento comercial con la finalidad de corregir posibles problemas y mejorar su estabilidad.

9.000 millones de dólares es lo que factura el gigante del software sólo con su paquete Office. La compañía prevé duplicar esta cifra para el año 2010.

4.000 dólares por trabajador se ahorran las empresas con Office, según un estudio encargado por Microsoft, al reducir en dos horas el tiempo de trabajo semanal.