Estudio

El mueble se estanca por tercer año y los expertos reclaman fusiones

La producción de muebles creció un 0,37% en el segundo trimestre de 2003, lo que significa que va camino de su tercer año de estancamiento. Asociaciones y expertos creen que es un problema estructural y piden fusiones a las 13.170 empresas existentes en España.

El sector español del mueble y la madera no crece o lo hace por debajo de la inflación desde 2000, cuando facturó 8.380 millones de euros. Los fabricantes lo achacan a la parálisis del consumo en lo que se refiere a mueble de hogar, ya que los clientes, que tienden a renovar la casa cada ciertos años, retrasan la decisión durante las épocas de incertidumbre económica. Otros subsectores que están más ligados a la construcción, como el de baños y cocinas, están experimentando un crecimiento mayor.

Sin embargo, algunos dirigentes patronales y expertos han alertado sobre los problemas estructurales del sector del mueble, que hacen cada vez más difícil la supervivencia de las compañías. El más importante es la gran atomización de la industria, con 13.170 empresas que fabrican muebles, de las que el 89,1% tienen menos de 20 trabajadores.

Según el jefe del departamento de análisis de mercados y estrategias del Instituto Tecnológico de la Madera y el Mueble Aidima, Jesús Navarro Campos, 'sólo el 8% de los fabricantes tienen el tamaño mínimo eficiente'. Según este experto, 'es necesario replantear el actual sistema productivo para generar escalas y tamaño, porque no tiene sentido que haya 100 o 200 empresas que fabriquen lo mismo'. La falta de tamaño deriva en falta de inversión en I+D y en diseño, deficiencias en la gestión y falta de información de mercados y productos. Según Jesús Navarro, 'cuando el mercado crece todo se vende, pero cuando no crece se produce una selección natural, hay gran competencia y las debilidades afloran'.

La Generalitat Valenciana, cuya comunidad reúne al 18,1% de la industria, y la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Mueble (Anieme) también han reclamado fusiones en el sector o, al menos, que las entidades trabajen conjuntamente para vender en el exterior, con una imagen de marca. Según Anieme, las empresas españolas tienen difícil competir con las italianas con el tamaño actual.

77.000 clientes en la Feria de Valencia

La Feria Internacional del Mueble de Valencia clausuró el pasado sábado su 40 edición, que registró 77.248 compradores profesionales, lo que supone un aumento del 3% con respecto a la edición de 2002. Los visitantes extranjeros fueron 10.285, un 4,5% más que el año pasado. La cifra, con ser positiva, no alcanzó las previsiones, que eran de 88.000 visitantes. Más de 1.300 empresas expusieron sus productos en este certamen y en los dos que se celebraron paralelamente en Feria de Valencia, el de iluminación y el de decoración.

Los empresarios españoles habían puesto grandes esperanzas en que la feria del mueble marcara un punto de inflexión en las ventas. Según fuentes del sector, la impresión en general es positiva tanto por el número como por la calidad de los compradores, que acudieron con ganas al certamen. Las encuestas sobre el tercer trimestre de 2003 apuntan a un sensible incremento de las ventas.