'Telecos'

Amena encabeza la tercera gran alianza internacional de telefonía móvil

Amena, el tercer operador español por número de clientes, constituyó ayer una alianza internacional con otras ocho operadoras de telefonía móvil (tres de ellas integradas en el grupo Mmo2) con un número conjunto de 43 millones de abonados. El pacto tiene como objetivo inicial cubrir las necesidades de itinerancia entre redes transnacionales cuando sus clientes hacen viajes al extranjero.

Los aliados se comprometen a coordinar sus redes para ofrecer a sus abonados facilidades similares a las que tienen en sus países de origen. Entre otros servicios se prevé el acceso desde el extranjero al buzón de voz o a la intranet de cada cliente, al servicio de atención al cliente, al envío de mensajería convencional y multimedia o a la descarga de juegos Java; todo ello utilizando la numeración corta habitual.

El pacto es una respuesta de las empresas de telefonía celular europea de tamaño mediano a las iniciativas en ese mismo sentido que ya han puesto en marcha los otros gigantes del negocio móvil en Europa.

Por un lado está el grupo de empresas de la multinacional británica Vodafone, con sus 32 filiales en otros tantos países ubicados en cuatro continentes que suman 132 millones de clientes. Por otro lado se encuentra la alianza suscrita en el primer trimestre del año por los primeros operadores de sus respectivos países, Telefónica Móviles, la alemana T-Mobile, la italiana TIM y la francesa Orange.

El acuerdo fue suscrito en Múnich por los directores generales de las nueve operadoras: la española Amena, Wind (Italia), O2 (Alemania), O2 (Reino Unido), O2 (Irlanda), One (Austria), Pannon GSM (Hungría), Sunrise (Suiza) y Telenor (Noruega).

La alianza será presidida durante los seis primeros meses por Amena, cubrirá inicialmente los países miembros y posteriormente se ampliará con la incorporación de nuevos países, según aseguró el consejero delegado de la compañía española, Belarmino García.

Los socios de la nueva alianza tiene características diversas. Mmo2 es propietaria de tres operadoras de telefonía móvil en Reino Unido, Alemania e Irlanda y de un portal en Internet móvil. One, operador austriaco, comenzó a prestar servicios con tecnología GSM 1800 en octubre de 1998. En noviembre de 2000 ganó una de las licencias de telefonía móvil UMTS.

Pannon GSM, segundo operador de Hungría, comenzó a prestar servicios en noviembre de 1993. Sunrise es la marca comercial de TDC Switzerland. Telenor Mobil es el operador de telefonía móvil líder en Noruega y es propietario de una licencia de telefonía móvil UMTS.

Wind es un operador italiano que ofrece servicios de telefonía fija, móvil e Internet. Cuenta con una licencia UMTS y ha desplegado en Italia una red con más de 6.000 estaciones base.

Teléfonos para el ocio y para el negocio

A los operadores les consta que sus clientes, en los últimos años, han perdido el miedo a llevar consigo su teléfono móvil cuando salen al extranjero. Esta constatación se produjo primero entre los hombres de negocios, pero se ha contagiado a los clientes que salen del país en viaje de ocio.

La facturación de las empresas celulares a través de los servicios de itinerancia se sitúan en algunos casos por encima de 15%, con una fuerte tendencia al alza, según estiman los expertos.

Esta oportunidad de negocio provocó hace ya cuatro años que Vodafone, con presencia en 32 países y con 132 millones de clientes, diera prioridad absoluta a la creación de una batería de facilidades que, implementadas en todas las redes que gestiona y también en los terminales que controla, pudieran facilitar el uso de los teléfonos móviles cuando sus clientes salen al extranjero.

Para competir con la oferta de la británica, a comienzos de este año se constituyó una alianza en la que participan cuatro de los mayores operadores europeos que en conjunto suman 220 millones de clientes.