Inversión

Iberdrola pretende canjear el 5% de EDP por activos en Portugal

Iberdrola, la segunda eléctrica española, pretende canjear su participación del 5% en la compañía portuguesa EDP por activos eléctricos en Portugal, según fuentes de la compañía. La eléctrica ya había revelado su deseo de intercambiar su porcentaje en la petrolera portuguesa Galp (4%) por activos eléctricos y gasistas en el país vecino.

EDP anunció a principios de septiembre su intención de vender la participación del 3% que tenía en Iberdrola, que ha quedado reducida ya al 2% al haber colocado en el mercado un 1%. Las fuentes de Iberdrola han explicado que, si el Estado portugués no desea su presencia en EDP, la compañía española no quiere dinero a cambio de su participación sino activos que le permitan operar en el mercado portugués.

El consejero delegado de EDP, Joao Talone, señaló el viernes pasado que la empresa lusa no necesita tener como socio estratégico a una eléctrica europea porque quiere operar como una compañía independiente. Las fuentes citadas recordaron que Iberdrola compró el 5% de EDP y el 4% de Galp para entrar en el mercado portugués y no como inversión financiera. Simultáneamente, EDP tomó un 3% de la eléctrica española en el marco de un acuerdo estratégico de colaboración.

IBERDROLA 10,91 0,09%

En el caso de Galp, Iberdrola pretende canjear su participación por activos porque el Gobierno portugués va a traspasar el negocio gasista a EDP, con lo que se convertirá exclusivamente en una empresa petrolera. Según la compañía española, el intercambio de estas participaciones por activos en Portugal garantizaría la "reciprocidad" entre los dos mercados, ya que EDP es accionista de referencia de Hidrocantábrico y, de forma indirecta, de la compañía gasista vasca Naturcorp.

Iberdrola, que siempre ha manifestado su interés en el mercado portugués, proyecta una central de ciclo combinado de 800 megavatios en la localidad de Figueira da Foz, entre Oporto y Lisboa, que supondrá una inversión de 350 millones de euros. La eléctrica española está a la espera de conseguir la declaración de utilidad pública por parte del Gobierno portugués.