'Telecos'

Telefónica pagará a sus accionistas los gastos del dividendo de Antena 3

Todavía quedan flecos por concretar, pero la idea es clara: Telefónica no quiere que el reparto de los títulos de Antena 3 entre sus accionistas les genere gastos adicionales. Por ello, la operadora propondrá a los bancos hacerse cargo de las comisiones de gestión y mantenimiento de las cuentas donde se depositen las acciones de la cadena de televisión durante seis meses.

La oficina de atención al accionista de Telefónica tuvo ayer un día ajetreado, pero al menos los responsables de este departamento tenían una buena noticia que comunicar. La operadora intentará aligerar al máximo los gastos que la distribución del 30% del capital de Antena 3 les ocasione a sus inversores y para ello, explicaban ayer desde este organismo, propondrá a los bancos hacerse cargo de las comisiones de gestión y mantenimiento durante los primeros seis meses.

Y es que Telefónica es consciente de que la operación tiene sus inconvenientes para los accionistas, originados por la propia base accionarial de la operadora. El ex monopolio es la compañía española con más inversores -1,7 millones-; y esto, a veces, plantea problemas. El 30% de Antena 3 equivale a 16,7 millones de títulos que, repartidos entre los casi 5.000 millones de acciones que tiene Telefónica, dan a uno por cada 297,35.

Hay un número limitado de accionistas que llegan a esa cifra y menos aún que la superen con holgura. El resultado es que la mayoría recibirá su dividendo en efectivo por no llegar al mínimo y otra gran parte tendrá una o dos acciones como mucho. Y esto es algo que a los bancos no les importa; las comisiones por gestión y mantenimiento de valores se cobran haya un título en la cuenta o 100.000.

TELEFÓNICA 6,89 -0,35%

Para que el dividendo de Antena 3 no se convierta en un regalo para los bancos o, por lo menos, para que el donativo no lo hagan sus propios socios, Telefónica ha puesto a sus financieros a buscar fórmulas que lo eviten.

Varias opciones

Primero se pensó en ofrecer a los inversores la posibilidad de cobrar el dividendo en efectivo, siempre que el número de títulos a recibir fuera inferior a una determinada cifra. La opción quedó descartada por su complejidad.

Ahora, y según la oficina de atención al accionista, se ha optado por descargar a los socios de los gastos de la cuenta de valores durante los primeros seis meses. Con todo, la decisión todavía no es definitiva, avisa este departamento, ya que depende de que se llegue a un acuerdo con el colectivo de bancos.

Con esta última opción Telefónica consigue un doble beneficio. No sólo obtendrá el agradecimiento de sus accionistas, sino que contendrá en cierta medida la presión vendedora que habrá sobre los títulos de Antena 3 en su estreno bursátil. Porque la operadora se hará cargo de las comisiones de mantenimiento, no de las de venta, con lo que desincentiva la desinversión, por lo menos durante el periodo en que la conservación es gratuita.

Pero si alguien quiere vender títulos, también saldrá ganando. Como explica una responsable de la oficina de atención al accionista, 'las acciones están valoradas a 25,20 euros y la comisión por venta es, como mucho, de tres euros, nunca habrá pérdidas'.

Pocos títulos y mucho efectivo

Las características del reparto del dividendo de Antena 3 hacen que los accionistas de Telefónica vayan a recibir buena parte de su retribución en efectivo. Para ello, la operadora ha designado a dos entidades financieras que actuarán como agentes de picos y que liquidarán en dinero las fracciones que no den derecho a recibir un título, con una valoración de base de 25,20 euros por acción. Lo único que notarán los inversores afectados es un ingreso en cuenta.

No es fácil llegar a obtener un título de Antena 3, ya que para ello hay que tener 297,35 acciones de Telefónica, que cuestan 3.107 euros. Y tampoco resulta sencillo sumar un número elevado de acciones. Para tener derecho a 10 hay que invertir previamente más de 30.000 euros en la operadora.

Con todo, la cifra de canje no es totalmente definitiva. Telefónica ha advertido que puede cambiar dependiendo del nivel de autocartera que tenga en el momento del reparto. La operadora no ejercerá su derecho a cobrar el dividendo por las acciones que tiene en su poder y ha decidido repartirlo proporcionalmente al resto de los títulos, lo que mejorará la relación de canje.