Participación

'Los Albertos' compran otro 5% del capital de la constructura ACS

La adquisición de un 5% de ACS, básicamente mediante pequeñas compras realizadas en Bolsa, ha permitido a Alberto Cortina y Alberto Alcocer recuperar su condición de segundos accionistas de la compañía constructora, retomando la posición que mantenían en el capital de ACS antes de la venta del Banco Zaragozano.

La compra por los Albertos de este 5% de ACS se ha realizado a través de la sociedad Imvernelin Patrimonio, que pasa a controlar directa e indirectamente un total del 10,17% de las acciones de la constructora. Cortina y Alcocer mantendrían, además, la representación de casi otro 7% del capital de ACS, con lo que sumarían un control en el capital de la compañía cercano al 17%.

La venta del Banco Zaragozano, del que Cortina y Alcocer eran copresidentes y accionistas de referencia, redujo en un 5% de las acciones el control de los Albertos sobre ACS, porcentaje del capital social de la constructora del que era propietario el banco.

ACS 34,76 1,79%

Cortina y Alcocer mantuvieron conversaciones con Barclays, nuevo propietario del Banco Zaragozano, con el objeto de adquirir ese 5% de ACS, que la entidad financiera estaba dispuesto a vender, de acuerdo con la estrategia marcada por Barclays de que el Zaragozano centrara su actividad en el negocio bancario.

Finalmente, las acciones de ACS en poder del Zaragozano fueron adquiridas por Deutsche Bank el pasado mes de julio por 117,12 millones de euros, a un precio de 36,76 euros por título, con unas plusvalías cercanas al 40 millones.

Deutsche Bank, a su vez, vendió dicho paquete de acciones 'a un número limitado de clientes institucionales', según indicó la propia entidad financiera, a un precio de 37,15 euros por acción. Alberto Cortina y Alberto Alcocer habrían adquirido algo más de un 1% del capital de ACS en esta colocación privada realizada por Deutsche Bank y habrían completado mediante sucesivas compras en Bolsa ese porcentaje del 5% del capital de ACS que ahora han declarado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Con estas compras, los Albertos recomponen su posición accionarial en ACS previa a la venta del Banco Zaragozano, de casi el 10% del capital de la constructora.