Negocio

EMI y Time Warner negocian su fusión para crear el segundo grupo mundial en el negocio musical

El grupo británico de edición musical EMI confirmó las informaciones de prensa aparecidas ayer que aseguran que está negociando su fusión con la división musical de la compañía estadounidense Time Warner.

EMI puntualizó, no obstante, que está en "negociaciones no exclusivas" y que se encuentran en una "fase preliminar". "No hay ninguna seguridad de que estas negociaciones acaben con un acuerdo aceptable entre las dos partes", señaló.

'Sunday Times' afirmaba ayer que EMI había ofrecido 1.500 millones de dólares por el imperio musical de Time Warner en una fusión que daría lugar al segundo grupo mundial del sector, por detrás de Universal.

Según el semanario, EMI ha propuesto 1.000 millones de dólares en efectivo y 500 millones en acciones, una operación con la que Time Warner controlaría más del 25 por ciento de EMI, para la creación de un grupo que uniría a algunas de las más grandes estrellas de la industria.

Esta es la segunda vez que la compañía británica intenta fusionarse con Time Warner, después que en 2000 fracasara un proyecto similar. El nuevo plan de fusión se produce después de que Time Warner y el grupo alemán Bertelsmann firmaran un acuerdo de exclusividad para la creación de una sociedad conjunta en este negocio.