Comunicado

Los sindicatos y la CEOE, a favor del plan de Alstom

Los sindicatos CC OO y UGT reclamaron ayer la intervención del Gobierno central y de la Generalitat en el conflicto de la multinacional francobritánica Alstom para 'defender' el futuro de las plantas españolas, que dan trabajo a unos 2.700 empleados, la mitad de ellos en Catalunya.

La centrales sindicales mostraron su inquietud por la decisión de la Comisión Europea de prohibir al Gobierno francés participar en la ampliación de capital con el objetivo de salvar al grupo de la quiebra.

CC OO advirtió en un comunicado que convocará movilizaciones en el conjunto de plantas españolas (ubicadas en las localidades barcelonesas de Sant Perpètua de la Mogoda y Cornellà, en Valencia y Madrid) 'si no se soluciona el problema planteado por la CE al bloquear las ayuda'.

Para el sindicato, 'la aplicación sistemática y restrictiva de la normativa europea sin tener en cuenta la competitividad a nivel mundial puede llevar a la desaparición de las empresas europeas de los sectores de transporte y energía en Europa'.

En una línea similar de apoyo al plan de ayudas al grupo de bienes de equipo se pronunció la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), organismo que expresó su preocupación ante la decisión de la UE sobre la retirada de la participación temporal del Estado francés en Alstom.

Esta posición de las autoridades comunitarias puede provocar, a juicio de la patronal, la quiebra de la compañía y las pérdidas de miles de puestos de trabajo en España, tanto directos como indirectos.

Por otro lado, las negociaciones entre Francia y la Comisión Europea para solucionar el problema continuarán el fin de semana, según fuentes comunitarias. 'Las negociaciones están progresando', indicaron las fuentes. El próximo lunes se cumple el plazo dado por la CE al Gobierno francés para que anuncie que no entrará en el capital de la compañía, antes de prohibir que el Estado participe en la operación.

Un portavoz de la Comisión Europea anunció ayer que el comisario europeo de Competencia, Mario Monti, ha anulado el viaje que tenía previsto realizar este fin de semana a Italia y permanecerá en Bruselas 'dispuesto y disponible' para reunirse 'con quien haga falta para buscar un acuerdo antes del próximo lunes'.