Desinversiones

France Télécom pone fin a su presencia en Latinoamérica

La consigna estaba clara desde muy poco después de su toma de posesión. Para Thierry Breton sólo hay dos países estratégicos en el futuro que ha diseñado para France Télécom, el Reino Unido y Francia. Y Latinoamérica no queda cerca de ninguno de ellos, así que el tiempo que se ha tomado en consumar el abandono ha dependido sólo de encontrar comprador.

Las palabras se tornaron ayer en hechos. Los compradores aparecieron y France Télécom se ha deshecho de sus participaciones en Argentina y en El Salvador. Después de vender lo que en su día fueron dos monopolios, a la operadora ya sólo le queda su participación más testimonial en Latinoamérica, la brasileña, que tampoco durará dentro del grupo. Según su último informe a la comisión de la Bolsa de EE UU, este capital está en venta.

Las dos operaciones realizadas ayer en Latinoamérica demuestran que el objetivo de France Télécom es ingresar dinero cuanto antes, más que rentabilizar los desembolsos realizados en el pasado. Porque en ninguna de las dos transacciones sale ganando.

Aunque en El Salvador también recibe menos de lo que pagó en la privatización de 1998, la más gravosa es la de Argentina. La operadora francesa dejó el año pasado a cero su exposición en libros a Telecom Argentina, una de las dos empresas en las que se dividió el monopolio de telefonía del país cuando se vendió, en 1990. Y eso le costó 360 millones de euros. Ahora recibe 112,5 millones por el 27% del capital. Claro que por el camino Telecom Argentina protagonizó la mayor suspensión de pago de la deuda de la historia de un país sumido en una profunda crisis.

Con este panorama, lo complicado era encontrar comprador. Su socia allí, Telecom Italia, se negó a ello, aunque mantiene una opción de compra. Finalmente apareció el grupo W, una empresa inversora local dispuesta a valorar el 100% de Telecom Argentina en poco más de 400 millones, menos de la mitad de lo que vale en Bolsa. France Télécom, asfixiada por una deuda que sólo ha logrado reducir a 49.000 millones, accedió a la venta. 'Nosotros, que venimos del campo, hemos hecho todo en Argentina', dejaron como frase lapidaria los compradores.

Poco cambiará para Telefónica tras la operación, aunque la presencia de capital argentino en su rival puede inclinar la balanza legislativa en su contra. Sin embargo, el objetivo de Telecom y de la propietaria de la otra mitad del ex monopolio es ahora común: el alza de tarifas.

Otro paso adelante del magnate Slim

Carlos Slim se está convirtiendo en una persona omnipresente en Latinoamérica. El magnate mexicano es el presidente de América Móvil, líder de la zona en telefonía celular, y en los últimos meses ha desplegado una agresiva estrategia de crecimiento.Hace escasos días compró una operadora en Brasil. Por ello, ayer no sorprendió a nadie el nombre del comprador de la participación de France Télécom en El Salvador. No podía ser otro más que Slim el que entrara en el país y se hiciera con el control del que fuera el monopolio de telefonía, que todavía conserva el 95% del mercado de comunicaciones fijas. Lo curioso del caso es que hace cinco años Slim, entonces a través de Telmex, pujó y perdió en la privatización.América Móvil pagará 195 millones por el 26% de la compañía salvadoreña, lo que da idea del bajo precio conseguido por France Télécom en Argentina. La compañía de Slim comprará un 25% adicional a otros socios, a los que desembolsará 180 millones.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En