Valores a examen

Los planes de Bolsa ganan el 8%

Los productos de renta variable están participando del festival alcista de los mercados mientras la renta fija pierde fuerza

El segmento de la renta variable de los planes de pensiones, cuyo peso es claramente minoritario en el conjunto de la cartera de inversión de estos instrumentos de ahorro, ha ido consolidando sus ganancias en las últimas semanas y se encuentra en el mejor momento del año. Con una ganancia media acumulada desde enero del 8%, estos planes han mejorado su posición como los más rentables del año aunque todavía se encuentran ligeramente por debajo de sus niveles de precio de hace un año.

Los planes de renta variable pueden, de este modo, cerrar el año con un rendimiento positivo después de tres años de pérdidas consecutivas que causaron notables quebrantos a algunos inversores. La recomposición de las ganancias en los planes de pensiones de renta variable dista mucho todavía de poner a los partícipes en posición favorable respecto al valor de sus activos en el año 1999 e incluso en los primeros meses del año 2000, fechas en las que los mercados de renta variable alcanzaron sus máximos niveles y en las que los planes de pensiones de tipo bursátil fueron objeto de una intensa labor de promoción y colocación por parte de algunas entidades financieras. Las suscripciones de entonces alcanzaron cierta intensidad, pero la depreciación de los valores bursátiles y las salidas de muchos inversores han dejado reducido el patrimonio de los fondos de pensiones de renta variable a cifras poco más que simbólicas. El patrimonio conjunto de estos fondos representa en la actualidad poco más del 5% del patrimonio total de los planes de pensiones.

El grueso de los activos se encuentra colocado en los mercados de renta fija, bien en los planes especializados en este tipo de activos bien en los planes de tipo mixto, cuyas carteras se han decantado en los últimos dos o tres años por estrategias de inversión más conservadoras y defensivas, apostando por ello por la renta fija. Esta situación es la que ahora mismo explica la baja rentabilidad global de los planes de pensiones, ya que el mercado en el que está colocado el grueso del patrimonio de los planes es un mercado en claro retroceso debido a la subida de tipos de interés y la consiguiente caída del valor de los activos de renta fija y, por lo tanto, de la rentabilidad de los planes de pensiones.

El mercado de renta fija, donde se está colocando el grueso del patrimonio de los planes de pensiones, está en claro retroceso por la subida de tipos

La rentabilidad media acumulada de los planes de pensiones que invierten en renta fija se ha deteriorado en las últimas semanas hasta situarse en el 1,6%, mientras la rentabilidad anual ronda de media el 3%. En el caso de los planes de pensiones de tipo mixto, los que tienen mayor presencia en los activos de renta fija presentan rentabilidades medias del 2% en el acumulado del año. En los planes de pensiones mixtos pero con mayor peso de la renta variable, la rentabilidad es algo más airosa, un 4,65% acumulado en lo que va de año.

Los planes de renta fija son ahora mismo los que presentan menos expectativas de rentabilidad de cara a los próximos meses, lo contrario de los planes de renta variable que, después de tres años de pérdida, afrontan el futuro con algo más de optimismo. De hecho, las cifras que presentan estos planes bursátiles en lo que va de año son bastante favorables y presentan además un perfil alcista, que no hace más que reflejar la buena trayectoria de los mercados bursátiles en general.