Resultados

Swisscom gana un 51% más y cuenta con caja para adquisiciones

El ex monopolio suizo de telefonía, Swisscom, se quedó al margen de la compra de licencias UMTS a precios desorbitados y tampoco adquirió compañías a valoraciones de burbuja durante la época dorada de las telecos. Sin estos lastres, la compañía ha sobrevivido a la crisis sin demasiados disgustos y asegura que tiene caja para hacer adquisiciones, como, por ejemplo, Telekom Austria.

Swisscom dio muestras de la solidez de sus cuentas con un crecimiento del 51% en su beneficio del segundo trimestre, hasta 350 millones de euros. Y lo ha conseguido a base de reducir costes e incrementar los resultados de su división de telefonía móvil. Pero las ventas han sido casi planas y la operadora ya ha anunciado que en el acumulado de 2003 caerán. Porque, aunque Swisscom se haya quedado al margen de la crisis del sector, no es inmune a los efectos de la competencia y su filial de telefonía fija está en declive.

Para compensar este efecto ha pensado en realizar adquisiciones. Si no encuentra nada apetecible, pagará más a sus accionistas.