Ingresos

La gran banca cubre ya el 60,1% del gasto con las comisiones

En tan sólo dos años, la gran banca ha logrado que las comisiones pasen de cubrir el 56% de los gastos generales al 60,10%. En junio del año pasado, la cobertura era del 57,9%. Y esto en un periodo en que la crisis de las Bolsas ha desinflado la demanda de fondos de inversión y valores, una de las partidas más importantes en estos ingresos, con el consiguiente recorte de los mismos.

La ligera recuperación en fondos que se inició en el primer trimestre ha insuflado cierta alegría a la facturación. Especialmente relevante ha sido el caso del Santander Central Hispano, cuyos ingresos por este producto han crecido un 8% en España y un 5% en todo el grupo. Mientras, el BBVA ha notado en el segundo trimestre un crecimiento en el volumen de estos cargos tras la estabilización de la comisión media cobrada y el aumento del patrimonio gestionado. Aunque esta mejora aún no se ha traducido en un aumento de ingresos en el semestre.

Las comisiones, en general, también se han visto impulsadas porque algunas de las entidades han optado por subir tarifas. Así, el SCH ha empezado a cobrar por retirada de efectivo en otros cajeros de la red 4B, y Caja Madrid ha subido precios en cuotas de tarjetas, aunque también ha bajado el coste en retirada de efectivo en cajeros con ciertas tarjetas.

La tendencia general apunta a una subida de tarifas en medios de pago, tabla de salvación durante la mala racha de los productos de inversión, y al cobro por servicios antes gratuitos, sobre todo en banca a distancia.

Tijera en los gastos

La evolución muestra que las comisiones pesan cada vez más en el total de ingresos y logran compensar en algunas entidades las menores aportaciones del margen de intermediación (diferencia entre lo que las entidades captan por créditos y pagan por depósitos). Y es que el progresivo estrechamiento de este margen se ha agravado en el último año a causa de la reducción de tipos de interés hasta mínimos históricos. Para compensarlo la banca opta por impulsar la facturación por comisiones.

Esto se ha traducido en el primer semestre en un aumento del 8,31% en lo percibido en tasas en el mercado doméstico, lo que muestra que sigue la recuperación iniciada a principios de año después de que en el mismo semestre de 2002 todas las entidades sufrieran caídas en esta facturación, salvo el SCH en banca comercial doméstica y Caja Madrid. De hecho, esta última entidad destaca en el primer semestre con un tirón de las comisiones del 36,5%, muy por delante de las demás. La mejora en productos de mercados de capitales y lo cobrado por seguros, que creció un 56,4%, fueron las causas.

En La Caixa, lo percibido en seguros y fondos de pensiones también tuvo un fuerte incremento, del 12,9%, que impulsó los ingresos totales.

La partida de comisiones ya supone el 29,5% sobre el total del margen ordinario (que refleja los ingresos típicos bancarios antes de gastos), lo que da una idea de su creciente importancia.

Aunque si se tiene en cuenta el negocio exterior tanto del Santander como del BBVA la facturación por comisiones cayó un 6,9% en los seis primeros meses del ejercicio por la devaluación de las divisas. Sin este efecto, las comisiones habrían crecido un 6% en el SCH, en vez de caer un 9%, y en el BBVA también se habrían incrementado. La gran banca ingresó 4.702,2 millones por estos cargos a clientes.

Paralelamente, estas grandes entidades han recurrido a la tijera en la partida de gastos. El recorte supera con creces el del primer semestre de 2002 y llega al 11,55%. En el caso del SCH y del BBVA, la reducción ha sido del 15,9% y del 17,2%, respectivamente, aunque sin el efecto de las divisas latinoamericanas crecen de manera controlada y estable.

La Caixa, Caja Madrid y Popular, por su parte, han mostrado una contención en esta partida, que hace un año crecía más del 4% en las tres entidades.

El SCH supera el bache general a golpe de campaña y factura un 8% más

El banco que preside Emilio Botín sigue sacando buen provecho de las fuertes campañas de promoción de fondos orquestadas al milímetro. Las comisiones captadas con fondos como los dos productos denominados Superselección que lanzó este año y la secuela, el Super 100, han logrado aupar un 12,5% los ingresos, un tanto desinflados después de tres años de crisis bursátil. El resultado es que la red SCH en España ha facturado un 8,1% más en fondos de inversión, hasta 218,7 millones.

Unido a lo captado en fondos de pensiones (43,4 millones, un 7,5% más), el total de fondos acumula 262,1 millones y sube un 8% en el primer semestre.

Su principal competidor, el BBVA, ha criticado este plan de acción y ha reivindicado su apuesta por fondos que generen valor añadido. 'Nuestra obsesión no está en el volumen de fondos', dijo aludiendo a su rival el consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, en la presentación de resultados. Aunque el capítulo de fondos y valores aún registra descensos, del 3,6% al cierre de junio, la entidad notó una clara mejora en el segundo trimestre, al igual que el resto de entidades.

Las entidades recuperan el ritmo de crecimiento tras el frenazo del año pasado

No están tan lejanos los tiempos en que la gran banca lograba aumentar sus ingresos por comisiones un 15,2% en tasa interanual. Ha transcurrido sólo un año y medio durante el que las entidades han visto frenarse el crecimiento de esta facturación por la crisis bursátil.

Ahora, los porcentajes vuelven a aumentar en un marco de fuerte competencia que han intensificado SCH y BBVA al volver a centrarse en el mercado doméstico. Con las comisiones ingresadas, los cinco grandes cubren el 60,6% de los gastos. En cabeza sigue el Popular, con una cobertura del 74%.

Las tarjetas, opción preferente para impulsar las comisiones, han mostrado un fuerte crecimiento en el BBVA, que facturó un 15,1% más por este concepto.