Internet

La mala marcha del negocio arroja dudas sobre el futuro bursátil de Terra

El pasado lunes por la tarde, justo mientras se presentaban los resultados de Terra, el comité de sabios decidía mantener a la empresa en el índice. El éxito en términos bursátiles que supuso esta noticia solapó unas cuentas que ponen en negro sobre blanco la mala marcha de Terra. Aunque las pérdidas se estrecharon y los abonados a ADSL aumentaron, la empresa vio disminuir sus ingresos en un 21,3%, aún pierde 13 euros por cada 100 que ingresa y se gastó 80 millones de su caja.

Ese mismo lunes presentaba también resultados Wanadoo, la Terra de France Télécom. Las comparaciones resultan, en este caso, odiosas, porque la compañía gala multiplicó por cuatro los beneficios de 2002 y aumentó ingresos en el 34%.

Los analistas, en cualquier caso, no aconsejan comprar ninguna de las dos compañías. La española, porque el negocio marcha mal y no tiene visos de mejorar. La francesa, al igual que otras compañías de su sector, ha subido con mucha fuerza en los últimos meses, y los expertos consideran que la acción está sobrevalorada.

El único argumento para comprar acciones de Terra es la especulación con una nueva oferta de compra

'Parece que nos hemos olvidado de que las empresas que cotizan a un PER de 60 u 80 veces están caras, y eso está pasando otra vez', señala Alicia Jiménez, analista de Self Trade. 'Estas empresas cumplen con las expectativas en términos de margen y beneficio, pero los precios actuales sólo se justificarían con crecimientos abultados de forma casi perpetua'. La francesa Wanadoo cotiza con un PER de 60 veces y la estadounidense Yahoo a 88. Los analistas de Credit Suisse, en su último informe sobre el sector, señalan que esperan que las empresas retrocedan posiciones a medio plazo, ya que consideran excesiva la subida registrada desde enero. Así, los precios se han visto impulsados, por un lado, por la alta sensibilidad de las empresas de Internet en el ciclo bursátil. Esto es, que, si la Bolsa sube el 10%, el sector sube mucho más.

Optimismo

También ha ayudado, según Credit Suisse, el optimismo sobre el traspaso de clientes de acceso clásico a líneas ADSL, registrado, sobre todo, en Wanadoo y T-Online. Pero el banco echa de menos el desarrollo de nuevos servicios de pago que, supuestamente, serán la base del negocio futuro, pero que aún no están inventados.

Uno de los factores en contra de Terra es, precisamente, sus problemas para crecer en ADSL. La empresa apenas conseguía clientes de banda ancha, principalmente por la competencia de Telefónica, que también ha lanzado agresivas campañas de captación de ADSL. En el último trimestre, la situación ha mejorado, pero para entonces el mercado ha estado pendiente de otras cuestiones. 'Los resultados han estado en línea con lo que se esperaba. No ha habido sorpresas negativas y eso debería ser positivo. Pero nosotros no aconsejamos entrar en el valor. Es una compañía controlada por Telefónica y no aporta mucho al inversor', señala Ana Maymús, de Sabadell Banca Privada.

Los analistas de BNP Paribas apuntan, igualmente, que 'el futuro de Terra como compañía está en duda, y a corto plazo está integrada en Telefónica'.

La única razón para comprar terras es especular con una nueva oferta de Telefónica. BNP considera que esta especulación, así como las posibles compras de acciones por Telefónica en el mercado abierto, pueden servir de colchón a la cotización. También se puede beneficiar a corto plazo de la entrada en el Ibex. Pero Terra, señalan todos los analistas, no es una acción para invertir, sino para especular con operaciones corporativas. El resto de las grandes empresas de Internet de Europa y Estados Unidos sí funcionan. Pero cotizan a precios que no están justificados.

El ADSL hace crecer las ventas por acceso La incierta recuperación de la publicidad Los servicios de pago que no llegan

Es la gran apuesta de las empresas de Internet. Las conexiones ADSL son un negocio que genera dinero líquido para las compañías, que ofrece un alto margen de beneficios sobre ventas y que fideliza al cliente. Han contribuido a mejorar en gran medida las perspectivas del negocio de acceso, y el crecimiento de las líneas ADSL está detrás de la fuerte revalorización de las compañías del sector. Pero las bondades del ADSL lo han convertido en un campo de batalla donde la competencia es feroz.

El negocio de portal, esto es, el publicitario, era la principal fuente de ingresos de las compañías de la Red hasta que llegó la banda ancha. La publicidad, y muy especialmente la que se contrata en el canal de Internet, disminuyó de forma drástica a partir de la crisis de 2000, rompiendo las optimistas previsiones de las compañías. Las previsiones para este año de publicidad digital para 2003 se han rebajado y ya sólo se espera un estancamiento de los ingresos, con caídas en el mercado alemán.

El futuro está en convertir el tráfico que circula por Internet en dinero. Partiendo de esta perogrullada, las empresas de la Red han avanzado poco. Hay servicios de pago por música, por vídeos, por noticias, por juegos o por otro tipo de contenidos exclusivos. El problema, en este sentido, es que para ello los contenidos deben ser propios, pues de lo contrario el propietario de éstos se llevaría la mayor parte del negocio, dado que son los contenidos, y no el canal, lo que hace que el internauta esté dispuesto a pagar.