El Barómetro

Los fondos de Bolsa española superan el 18% de ganancia

La Bolsa española mantiene su condición de principal valedor de las rentabilidades de los fondos de inversión españoles al cierre del mes de julio. Más de un 18% de ganancia acumulada en lo que va de año convierte a estos fondos en los mejores del año.

L os fondos de inversión españoles han cerrado el mes de julio con un nuevo avance en sus rentabilidades y en los volúmenes de dinero gestionado. Al cierre del mes recién concluido, el patrimonio supera ya los 188.300 millones de euros, con un aumento de más de 17.400 millones de euros en lo que va de año si se contempla la suma de dinero entrado y el aumento del valor de las carteras.

Este año de buena trayectoria alcista en los mercados, los dos factores mencionados se suman ya que el valor de los títulos de renta fija y, sobre todo, de renta variable ha aumentado y, en paralelo, los inversores han incrementado su ahorro canalizado a través de los fondos de inversión.

Los avances de los mercados bursátiles han sido la pieza estelar de todo el engranaje que se mueve en torno a los fondos de inversión, en especial la renta variable con sede en el Ibex 35. Los fondos que actúan en la Bolsa española, alrededor de un centenar, con unos 4.400 millones de euros de patrimonio gestionado, han logrado una rentabilidad media ponderada del 18,36% en el periodo comprendido entre enero y julio. En este último mes, sus ganancias se han traducido en un avance conjunto del 4,3%.

No todos los fondos de renta variable siguen la misma pauta, ya que los fondos que actúan en mercados de la zona euro o en los mercados internacionales fuera del euro presentan ganancias medias bastante más modestas por lo general, si bien algunos fondos individuales superan el 20% en su rendimiento acumulado en lo que va de año.

El impacto de los avances bursátiles en la rentabilidad global de los fondos es, sin embargo, bastante modesto. La razón estriba en el hecho de que las inversiones bursátiles de los fondos de inversión españoles, su cartera de renta variable en conjunto, ha ido experimentando un encogimiento gradual a lo largo de los cuatro últimos años por el doble efecto de la caída del valor de los patrimonios y de las salidas de dinero hacia otros fondos de menor riesgo.

La suma de estos dos efectos ha terminado por colocar el peso de la renta variable en los fondos españoles en uno de sus más bajos niveles de los últimos años.

En el mercado de renta fija, el mes de julio ha sido por contra bastante menos favorable para los inversores ya que este mes ha cerrado por vez primera con pérdidas en estos fondos. La subida de tipos de interés a largo plazo ha frenado las ganancias en los fondos de renta fija a medio y largo plazo. Es decir, a aquéllos que estaban más expuestos a las oscilaciones de la curva de tipos, básicamente los de plazos más largos.

Los movimientos a la baja en los fondos de renta fija de duraciones más largas dejan a estos fondos, refugio de los inversores más conservadores, en una posición delicada, ya que en lo que va de año apenas alcanzan el 2% de ganancia media. Es decir, en línea con los fondos de renta fija a corto y con los fondos monetarios o Fiamm.

Muchos inversores tendrán que empezar a plantearse si no habrá llegado ya el momento de asumir un cierto grado de riesgo en las inversiones ante las escasas perspectivas que ofrecen los fondos de renta fija de cara a los próximos meses.