Chaves pide al Gobierno que dificulte el cierre de la tabacalera de Sevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dijo ayer que el cierre de la fábrica de tabacos de Sevilla y el ajuste de empleo en la de Cádiz se deben 'a que Altadis está buscando en otras zonas del mundo ubicación para sus factorías que impliquen una reducción de los costes laborales'.

Manuel Chaves calificó de 'manipulación y absurda' la relación que, en su opinión, 'se está tratando de hacer' entre el cierre de la fábrica de Sevilla y las bajas de la planta gaditana con las demandas que la Junta tiene interpuestas contra varias tabacaleras.

Según el presidente de la Junta de Andalucía, 'nosotros nunca hemos ido contra las compañías ni contra los fumadores, el objetivo de la demanda es fundamentalmente que las tabacaleras cubran el coste sanitario (para las arcas de la Junta) de las enfermedades que produzca el consumo del tabaco', indicó.

El consejero andaluz de Empleo y Desarrollo Tecnológico, José Antonio Viera, por su parte, ha pedido por carta al ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, 'que impida cualquier procedimiento administrativo' que conduzca a la decisión de cierre.

Viera señaló ayer que en el acuerdo que recoge la privatización de la antigua Tabacalera se exigen una serie de condiciones vinculadas a la estabilidad del empleo, de la empresa y a los activos, que son 'las que queremos que se respeten al 100%', explicó el consejero.