Cierres

Chaves se opondrá "con todos los medios" a los cierres de Altadis

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, advirtió ayer que pondrá 'todos los medios a mi alcance' para impedir que la tabacalera Altadis cierre la fábrica que posee en Sevilla y traslade una línea de trabajo que tiene en Cádiz.

Chaves expresó su 'oposición' a esta decisión, principalmente por el impacto económico y laboral que tendrá para Andalucía la aplicación de esta medida. Indicó que 'no es de recibo' que se plantee esta medida siete meses después de que Altadis acordara con los trabajadores un plan industrial que 'ya tuvo repercusiones' en Andalucía con el cierre de las fábricas de Málaga y Granada, por lo que reiteró su 'total oposición' a la medida como presidente de la Junta de Andalucía.

Chaves dijo haber hablado ayer con el presidente del consejo de administración de Altadis, Pablo Isla, al que le ha trasladado la oposición de la Administración andaluza a esta decisión.

'No es de recibo que se planteen cierres siete meses después del anterior plan industrial'

Por otro lado, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró que el suelo que actualmente ocupan las instalaciones que Altadis posee en la ciudad continuará siendo de uso industrial como hasta ahora, según se recoge en el avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla.

Sánchez Monteseirín dijo que el Ayuntamiento va a impedir una operación especulativa en el suelo donde está ubicada la fábrica de Altadis, sobre la que hay un anuncio de cierre.

'Desde el punto de vista urbanístico y con respeto a la ley, se impedirá por todos los medios que esa operación, que se basa en criterios de carácter industrial, pueda haberse visto incentivada por motivos urbanísticos'.

Por otro lado, la alcaldesa de Cádiz y presidenta del PP en Andalucía, Teófila Martínez, afirmó que hará 'todo lo posible' para evitar la reestructuración de la planta de Altadis en Cádiz y que ya ha transmitido su 'rechazo total' a los Ministerios de Economía, Hacienda, Administraciones Públicas y presidencia de la propia compañía.

El primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin, también se refirió ayer al nuevo plan de reestructuración de la compañía y afirmó que que la decisión de la compañía de despedir a 1.276 empleos en Francia y España 'me ha sorprendido mucho'. El primer ministro manifestó su deseo de que 'se puedan encontrar soluciones para el empleo'.

Por otro lado, el copresidente de Altadis, Jean-Dominique Comolli, justificó ayer en una entrevista publicada por el diario Le Monde el plan, ya que se sacan 'las consecuencias de la fusión' de la francesa Seita y de la española Tabacalera 'en términos de exceso de capacidades y de la evolución de nuestros mercados. Negó que el ajuste de plantilla tuviera algo que ver con el fracaso en la compra del italiano ETI, aunque afirmó que no se pueden realizar compras más que si se dispone de medios eficaces.