Salarios

Los sindicatos exigen al Gobierno una negociación para elevar el salario mínimo

Los secretarios de Acción Sindical de CCOO y UGT, Fernando Puig-Samper, y Antonio Ferrer, han exigido hoy al Gobierno que negocie con los sindicatos la revisión del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), tal y como especifica el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores.

Puig-Samper ha manifestado que una vez finalizado el primer semestre, los sindicatos ¢tenemos la obligación de volver a reclamar la revisión de la cuantía del salario mínimo interprofesional¢, una ¢garantía de rentas para los colectivos más desfavorecidos¢ que necesita una revisión ¢inmediata¢. Ha recordado que el SMI desempeña ¢una importante función¢ en el mercado laboral, ¢tanto o más que la edad mínima para trabajar o la jornada máxima¢, ya que es una garantía de ingresos básicos que sirve de referencia a los trabajadores sin convenio (unos 800.000), a los perceptores del subsidio de desempleo, y cada vez más, a los jóvenes, mujeres e inmigrantes que se incorporan al mercado laboral.

El secretario de CCOO ha explicado, además, que el Estatuto de los Trabajadores especifica que el Gobierno debe fijar, previa consulta con los agentes sociales, la cuantía de esta renta, para lo cual, hay que tener en cuenta la evolución del IPC, la productividad, el peso de la renta nacional, y la coyuntura económica general. Pese a la normativa el SMI ha tenido una ¢pésima evolución¢ en los últimos años y desde 1999 acumula una pérdida de poder adquisitivo de 5,9 puntos porcentuales, y más de once si se compara con la evolución del salario medio en España.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT ha denunciado que el SMI de España es el penúltimo de toda la UE (sólo por delante de Portugal), y es casi la mitad de la media europea. De hecho, el SMI español es de 451,20 euros al mes por catorce pagas, menos del 40% del salario medio neto, cuando la Carta Social Europea recomienda que sea equivalente al sesenta por ciento de la renta media de cada país.

Por todo ello, Ferrer y Puig-Samper han exigido al Gobierno que inicie una ¢negociación seria¢ con los sindicatos, que la cuantía del SMI se revise por lo menos una vez al año, y que se pacte un marco plurianual para acercar progresivamente esta renta al sesenta por ciento del salario medio que recomienda la Carta Social Europea.