Peter woicke

'Los antiglobalización están trabajando en contra de los pobres'

Peter Woicke ha estado en Madrid entrevistándose con presidentes de las principales compañías españolas y con representantes del Gobierno español. Como director gerente del Banco Mundial y vicepresidente de la Corporación Financiera Internacional (CFI), organismo que promueve las inversiones privadas del Banco Mundial en economías emergentes, trata de captar capital que invertir en países en desarrollo.

Pregunta. En junio los 10 primeros bancos del mundo han firmado, a instancias de la CFI, los principios ecuatoriales, que promueve la inversión en proyectos medioambientalmente responsables. ¿Algún banco español asumirá dichos principios?

Respuesta. Nos encantaría que BBVA y SCH, que ya han sido contribuyentes importantes de la CFI, se adhieran a esta iniciativa.

'El Banco Mundial tiene que hacer una política de relaciones públicas más agresiva'

P. Estos principios ecuatoriales, ¿han sido redactados junto algún organismo reconocido por su defensa por el medio ambiente?

R. No. Algunos bancos recurrieron a la CFI porque algunos proyectos generaban problemas desde el punto de vista social o medioambiental. Y les sugerimos que aplicaran nuestros principios.

P. La gran presa china de las Tres Gargantas, ¿cumple estos principios?

R. No puedo juzgarlo porque la CFI no estudió este proyecto. Probablemente no se cumplió el principio de consulta con las personas afectadas.

P. Hablan de condiciones medioambientales para aprobar créditos, pero nada sobre condiciones políticas.

R. Tendría una respuesta fácil diciendo que el Banco Mundial no es un organismo político: las decisiones se toman por mayoría de sus accionistas. Pero es cierto que la democracia atrae más inversiones. Hay países en los que no invertimos, como en Corea del Norte y otros.

P. ¿Irak?

R. No todavía. Sí se hacen inversiones en países que no son del todo democráticos. En esos casos insistimos en que las inversiones sean transparentes para que la población local sepa lo que se está haciendo.

P. Pero nadie se va a creer que en un país no democrático la gente sepa en qué se invierte el dinero público.

R. No sería tan pesimista. Déjeme poner un ejemplo. La CFI ha participado en la construcción del gasoducto de Chad, el segundo país más pobre del mundo, a Camerún. Sin querer ofender al presidente del país, Chad no es país muy democrático. Quizá deberíamos habernos negado, pero entonces a lo mejor no se hubiera realizado. Además, hemos acordado que el 80% de los ingresos del gasoducto se invierta en educación. La gente tiene ahora más acceso a la información.

P. Pero también puede servir para sostener a esos Gobiernos en el poder.

R. Lo que es importante es que la gente sepa qué se hace con su dinero.

P. Usted, Tony Blair y alguna ONG insisten en que las multinacionales publiquen lo que pagan a los Gobiernos de los países donde invierten. ¿Alguna ha dado esa información?

R. No. Las petroleras deberían publicar lo que pagan a los Gobiernos. No lo hacen porque dicen que habría problemas con la competencia.

P. ¿Qué piensa cuando ve manifestaciones como las de Seattle o Génova?

R. He visto muchas manifestaciones contra la globalización. Habría que ver si los países ricos no pierden algo con la globalización.

P. ¿No tiene la impresión de que son los malos de la película?

R. Se ha criticado mucho al Banco Mundial. Creo que no hemos sido buenos transmisores. Necesitamos una política de relaciones públicas mucho más agresiva. El movimiento antiglobalización está trabajando en contra de los países pobres.

P. Una última pregunta. ¿Hubiera apoyado la CFI la construcción de las presas que construyó Franco en España -entonces el Banco Mundial invertía en España como país emergente- según los principios ecuatoriales?

R. Estos principios no dicen que no se construyan presas, sino que se informe a la gente y que se haga prudentemente. Pero no quiero dar la impresión de que no quiero responder. No se hubiese invertido porque no se cumplía el principio de consulta. Era un dictador.