Software

Denunciados 95.000 usuarios españoles por intercambio ilegal de programas en la Red

Un total de 32 empresas españolas de software presentaron ayer una denuncia ante la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) del Cuerpo Nacional de Policía contra los 95.000 usuarios que se calcula que intercambian ilegalmente programas en Internet en España.

El despacho de abogados Landwell-PricewaterhouseCoopers fue el encargado de presentar ayer la primera denuncia en España contra usuarios que intercambian programas en Internet de persona a persona (P2P). Asimismo, el popular bufete solicitó autorización judicial para utilizar un programa que emule los diferentes protocolos de intercambio existentes que permitan identificar a los usuarios objeto de la denuncia, que ofrecen y descargan ficheros ilegalmente.

Las empresas de software y asociaciones españolas afectadas por la copia ilegal de sus obras han decidido centrar en los usuarios su estrategia antipiratería, como ya hicieran el pasado mayo las discográficas estadounidenses. Javier Ribas, socio de Landwell-PwC, explica que sólo se puede ir contra los usuarios 'porque los proveedores del software que lo permite y los portales desde donde se efectúan los intercambios sólo ponen las herramientas, pero no comenten el delito'.

Landwell-PwC inició una investigación que se ha prolongado durante seis meses y que ha permitido 'conocer el origen y el destino de cualquier fichero descargado mediante las plataformas de intercambio tipo P2P', explican. Estas plataformas permiten a un usuario sin conocimientos avanzados en Internet localizar los ficheros que ofrecen otros usuarios. Cada ordenador que participa en estas plataformas de intercambio dispone de un directorio público en el que el usuario deposita los ficheros que ofrece a los demás.

'De esta forma', señala Ribas, 'se pueden ofrecer y descargar canciones, películas, videojuegos, fotografías, programas de ordenador y cualquier otro tipo de contenido digital'. Según un estudio realizado por este despacho, se calcula que en España hay 95.000 usuarios de plataformas P2P, y éstos han hecho cerca de 25 millones de descargas durante los seis meses estudiados.

El mismo estudio muestra que en el conjunto de las plataformas de intercambio se ofrecen más de 400 millones de ficheros, pero el equipo investigador ha hecho una selección de las obras protegidas que más se descargan o se ofrecen en España. Este ranking suma un total de 4.713 obras, que han sido descargadas una media de 5.000 veces cada una. Y hay obras que han sido objeto de más de 90.000 descargas y las han copiado, por tanto, casi el 100% de los usuarios.

Los ficheros más descargados corresponden a música, programas de ordenador y cine, por este orden. Las pérdidas económicas derivadas ascienden a unos 85 millones de euros, lo que significa unos 170 millones al año, según las mismas fuentes.

Ribas asegura que las penas que pueden recaer sobre estos usuarios son hasta de cuatro años de privación de libertad, además de multas de más de 200.000 euros y una indemnización por daños y perjuicios equivalente al valor de las obras descargadas. Este mismo experto asegura que el uso del programa que permita identificar a los usuarios no interfiere con ningún derecho 'siempre que haya una orden judicial que lo autorice'.