Derivados

La renta fija sigue tirando

La fase de debilidad de los planes de bonos parece superada de momento mientras la renta variable está a la espera

El resurgir de las Bolsas, aunque no sin titubeos, va permitiendo a los planes de pensiones dejar atrás de forma gradual las pérdidas en un elevado número de fondos. El colectivo de fondos y planes de pensiones que presenta a estas alturas del año resultados negativos (es decir, una valoración inferior a la que tenían a final de cierre del pasado año) es bastante marginal, aunque esté centrado sobre todo en los planes de pensiones de renta variable nacidos hace tres años o poco más al calor de la burbuja tecnológica. Estos fondos de pensiones tienen, en todo caso, muy escasa relevancia de cara a configurar la visión de conjunto del sector, ya que cuentan con un patrimonio escaso y un número de partícipes bastante reducido.

Las dos formas de mirar los planes de pensiones ofrecen, en todo caso, un panorama bastante positivo en comparación con el existente hace todavía unos pocos meses. Considerando las rentabilidades en términos anuales (es decir, comparando con la misma fecha del año anterior), los fondos de pensiones que aún no han abandonado los números rojos son los de renta variable y los de renta variable mixta. En ambos casos, las pérdidas se han reducido de forma muy considerable. A finales de junio, los fondos de renta variable ya habían logrado deducir sus pérdidas anuales por debajo del 9,7%, mientras los de renta variable mixta presentaban unas pérdidas a 12 meses del 5,36%. Por contra, la renta fija superaba el 5,2% de ganancia acumulada en estos 12 últimos meses transcurridos desde junio de 2002 hasta el más reciente.

Si se consideran las cifras en términos de rentabilidad acumulada en lo que va de año, que es la forma más habitual de mirar las rentabilidades (quizá no la más correcta), el resultado es bastante más favorable para los planes de pensiones. En especial para aquellos que invierten en renta variable, ya que se están alcanzando rentabilidades superiores al 20% en este periodo de poco más de seis meses.

Las rentabilidades de los planes de pensiones que invierten en Bolsa superan el 20% en algunos casos

En el segmento de la renta fija, la oleada de realizaciones que se produjo en estos mercados durante las últimas semanas, a partir de mediados de junio, cuando las rentabilidades a largo plazo tocaron sus mínimos históricos, no ha trastocado mucho las rentabilidades de estos fondos. Su rendimiento en los 12 últimos meses es del orden del 5,2%, ganancia que se reduce al 2,6% para los seis primeros meses del año. Cabe, por lo tanto, la posibilidad de que estos planes de pensiones logren arañar en la segunda mitad del año algunos beneficios para redondear unas rentabilidades que están siendo bastante positivas y desde luego las mejores en los últimos cuatro años.

Para la renta fija, el momento definitivo de inflexión será el que afronten los mercados en el momento en el que los bancos centrales tomen un rumbo diferente que el actual en su política de tipos de interés. A partir de la primera subida de tipos de interés o incluso antes, cuando los mercados perciben que hemos asistido a la última rebaja (posible y hasta probable todavía en la zona euro), los tipos a largo plazo consolidarán su tendencia alcista con más vigor que en la actualidad. Estos últimos días, los tipos de interés a largo plazo en la zona euro se han situado por encima del 4%, un nivel que no se había alcanzado desde principios de este mismo año.