Política

Simancas da paso a las elecciones tras perder la segunda votación

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rafael Simancas, perdió ayer la segunda y última votación del debate de investidura por 54 votos a favor, 55 en contra del PP y las dos abstenciones de los diputados expulsados del PSOE y actuales miembros del Grupo Mixto, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. Se abre la puerta, así, a la celebración de nuevas elecciones en la Comunidad de Madrid previsiblemente a finales del próximo mes de octubre.

Simancas inició su discurso advirtiendo 'la gravedad y trascendencia de la situación que estamos atravesando en la Asamblea de Madrid' y pidió a la Cámara el compromiso de poner en marcha una comisión de investigación 'para saber toda la verdad' en torno a 'la trama de corrupción' que sufre la Asamblea. Además, el líder socialista anunció que exigirá 'cada día' que Tamayo y Sáez entreguen sus actas de diputados y el desarrollo, durante los dos próximos meses hasta la celebración de los comicios, de un 'intenso trabajo parlamentario' acorde con la voluntad de 'progreso' expresada por los madrileños en las urnas.

En intervenciones de aproximadamente cinco minutos, los portavoces de los grupos parlamentarios de PSOE, Ruth Porta, e IU, Fausto Fernández, arremetieron contra el PP y denunciaron su implicación en la trama inmobiliaria que ha llevado a Madrid al actual colapso institucional.

La candidata popular, Esperanza Aguirre, descargó sobre Simancas y la crisis de la Federación Socialista Madrileña toda la responsabilidad de la crisis.

Eduardo Tamayo, por su parte, anunció que concurrirá a las próximas elecciones con una nueva formación de centro izquierda 'sin hipotecas, atadura y sin lastre' y reprochó a los líderes regionales de PSOE e IU, Simancas y Fernández, su ausencia en la sala mientras él hacía uso de la palabra.

Por otro lado, la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid se reúne hoy para resolver sobre la admisión o no a trámite de las querellas interpuestas por los partidos políticos debido a la defección de Tamayo y Sáez. Todo apunta que la primera denuncia sobre la que se pronunciarán los jueces será la del PSOE por delito continuado de cohecho contra esos dos diputados.