Dirección

Acciona da un golpe de mano en la junta y destituye al consejo de Avánzit

Ha estado un año y medio en silencio, apartada de la gestión y del consejo de administración, pero su reaparición no deja lugar a dudas sobre quién manda en Avánzit. Acciona salió ayer de su mutismo tradicional para apoyar con su 22,16% del capital a antiguos gestores de la compañía, encabezados por el ex presidente de Radiotrónica, en su objetivo de apartar a los actuales directivos y consejeros de sus posiciones.

El grupo disidente consiguió el respaldo de casi un tercio del capital de Avánzit y del 66% de los títulos presentes o representados en la junta. Todos ellos dieron el visto bueno a la acción social de responsabilidad en contra del consejo y su voto provocó la destitución inmediata de los consejeros y la dimisión del presidente de la junta y, hasta entonces, máximo ejecutivo de Avánzit, Antonio López, tras sólo tres meses en el cargo.

Con la mesa presidencial vacía, la siguiente votación no podía tener otro propósito que nombrar a nuevos administradores. El grupo disidente tenía ya previstos los cambios y propuso un consejo de transición de tres miembros. Acciona y todos los que votaron a favor de la acción social de responsabilidad dieron el visto bueno. Juan Pérez Aparicio, Roberto Cuens y la Caja de Ahorros de Segovia asumieron al filo de las 15.30 horas de ayer y después de tres horas y media de junta sus nuevas responsabilidades.

ACCIONA 131,30 -0,53%
EZENTIS 0,38 -0,40%

Pérez Aparicio ha conseguido, así, volver al puesto que abandonó en 2000, cuando Radiotrónica se fusionó con Telson y se creó Avánzit. Y lo ha logrado al segundo intento, puesto que el año pasado también trató de destituir al consejo -en ese momento presidido por Rafael Martín-Sanz-, pero no recibió el apoyo de Acciona.

El golpe de mano en la junta deja en suspenso el futuro de Avánzit y el plan de viabilidad. El ya ex presidente acudía a la asamblea con dos propuestas en la mano, a su juicio indispensables para levantar la suspensión de pagos: la venta de Telson y la firma del convenio de acreedores.

Los nuevos gestores de Avánzit han afirmado en el pasado que la salvación de la compañía no puede pasar por la venta de activos tan valiosos como Telson. Pérez Aparicio, sin embargo, rehusó confirmar ayer la permanencia de la filial audiovisual en el grupo. 'Tenemos un plan de viabilidad y preferimos que el futuro de Telson esté dentro de la compañía', aseguró al término de la junta, 'pero primero queremos ver los números'.

Aparicio no dio más detalles sobre sus planes inmediatos como gestor, aunque sí dejó claro que lo primero es firmar un convenio de acreedores, distinto al propuesto por Avánzit, lo antes posible. También se mostró convencido en su capacidad para levantar la suspensión de pagos en otoño.

El nuevo papel de la constructora, en suspenso

El representante de Acciona que acudió ayer a la junta fue claro: 'Preferimos un nuevo equipo gestor y consideramos que la alternativa que se ha presentado es mejor'. La constructora, sin embargo, todavía no ha decidido el papel que quiere jugar de aquí en adelante.

Acciona abandonó el consejo de Avánzit y toda responsabilidad en la gestión en enero de 2002. Cuatro meses más tarde, la compañía suspendió pagos. La constructora no había vuelto a intervenir en la empresa. Hasta ayer.

El apoyo mostrado a Aparicio no implica su regreso. Al menos, no todavía, explica Acciona. Los nuevos gestores se han comprometido a presentar su plan para Avánzit la semana que viene y entonces decidirá si entra en el grupo asesor que se formará para apoyar al consejo. Su entrada en el máximo órgano de administración se decidirá más tarde.