Ventas

Las cuatro grandes eléctricas venden el 28% de REE por 416 millones

Las cuatro principales eléctricas españolas cerraron ayer la venta del 28% de la gestora del sistema energético Red Eléctrica (REE), en una operación que les aportará dinero fresco para ejecutar sus planes de recorte de deuda.

Las acciones habían sido ofrecidas a primera hora de la mañana a un precio de entre 10,7 y 11 euros por los agentes colocadores de la transacción, UBS, BBVA, Santander Central Hispano (SCH) y Citigroup.

Endesa, que lucha para recortar una deuda de 18.900 millones de euros heredada de su expansión en Latinoamérica, informó que la venta de su 7% en REE implicaba una plusvalía de 44 millones de euros. Por su parte, Iberdrola indicó en una nota de prensa que las plusvalías obtenidas en la venta ascendieron a 50 millones de euros antes de impuestos, mientras que Unión Fenosa cifró las ganancias en 60 millones de euros. Los beneficios de Hidrocantábrico se sitúan también en ese entorno.

La CNMV había suspendido cautelarmente antes de la apertura de la Bolsa de Madrid la cotización de REE. Luego la levantó y la acción cerró con una caída de sólo el 0,35%, hasta 11,31 euros. El aumento del capital flotante en Bolsa permitirá a REE elevar su peso en el Ibex 35.

Red Eléctrica es considerada una inversión defensiva, dado que sus ingresos son definidos cada año por el Estado de acuerdo a las inversiones en infraestructura que realizó previamente.

Su facturación proviene de las tarifas que fija el Gobierno para que los jugadores del mercado eléctrico utilicen su tendido, que prácticamente representa la totalidad de las líneas de alta tensión del país.

Una venta obligada

La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado para 2003 redujo el límite máximo de participación accionarial directa o indirecta en el capital social de Red Eléctrica a un 3%, por lo que todos los accionistas con más de un 3% del capital debían rebajar su participación durante este año. Se trata así de evitar que alguna eléctrica se haga con el control de la empresa que es el corazón del sistema energético español.

Esa limitación no es de aplicación a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que dispone de un régimen especial.

La SEPI es titular de una participación directa del 28,5% y deberá mantener, al menos, un 25 % de participación hasta el 31 de diciembre del año 2003, manteniendo posteriormente, en todo caso, una participación del 10%, de acuerdo con lo dispuesto en la disposición transitoria novena de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico.

Inversiones de 1.500 millones en cinco años

Las inversiones previstas de Red Eléctrica en la red de transporte se concentrarán en la ampliación y refuerzo del mallado de la red, en la conexión de nuevos parques eólicos y nuevos parques de generación de ciclo combinado, así como en la ampliación de las interconexiones internacionales y en el refuerzo de red necesario para cubrir las necesidades del AVE, según la información facilitada por la compañía en el folleto de emisión registrado en la CNMV.

Estas inversiones han sido cuantificadas por la empresa en 1.500 millones de euros para el quinquenio 2003-2007, inversiones que incluyen la posible adquisición de la red de transporte propiedad de Hidrocantábrico y Viesgo. Además, a medio plazo, se valorará la ejecución de la opción de compra sobre el 75% restante del capital de Redalta, que gestiona la red de alta tensión.

Respecto al negocio de telecomunicaciones, prevé realizar inversiones por 150 millones de euros en el quinquenio 2003-2007, cantidad que ya incluye la posible participación en el negocio audiovisual de Auna (Retevisión Audiovisual), en proceso de venta. REE ya ha presentado su oferta definitiva y está a la espera de la decisión del vendedor, que espera para el segundo semestre. Tradia, filial de Abertis, es la favorita para la compra.