Revista de Prensa

La verdadera Revolución Francesa

En las últimas seis semanas, los conductores de trenes de alta velocidad, los controladores aéreos (...) y otros trabajadores básicos de servicios públicos han llevado a Francia a la parálisis. ¿Por qué? (...).

Esencialmente, lo que quiere el primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin, no es más que alargar a 40 años el tiempo de trabajo para optar a una pensión pública, de los 37,5 años actuales (...). Los sindicatos han elegido echarse a la calle (...).

La mayor manifestación vivida ha sido... ¡contra las propias manifestaciones! Decenas de miles de personas protestaron en París el pasado domingo (...) con pancartas como 'Fuera la dictadura de los sindicatos' (...).

El Gobierno francés quiere aprobar la reforma el 14 de julio, Día de la Bastilla. Si Raffarin lo consigue, la fecha puede tomar un nuevo significado: el día que el Gobierno francés terminó con el poder de los sindicatos.