EE UU

El aumento de la inflación subyacente reduce el riesgo de deflación en EE UU

Una fuerte subida en los costes de alojamiento y un repunte en los costes de la vivienda hicieron que la inflación subyacente de Estados Unidos se acelerara en mayo a su mayor ritmo en nueve meses, alejando así el peligro inmediato de deflación.

El índice de precios de consumo (IPC) no registró cambios en mayo respecto de abril, pero el IPC estructural, que excluye los volátiles precios de la energía y de los alimentos, subió un 0,3% en mayo. Se trata de la mayor subida del índice estructural desde agosto del año pasado.

Así, los datos de mayo elevaron la tasa de inflación estructural de los últimos 12 meses al 1,6%, ligeramente por encima del mínimo de 37 años alcanzado en abril. Los costes de alojamiento subieron el 4,1%, en tanto que los de vivienda se incrementaron el 0,2%.

Estas cifras han tranquilizado al Gobierno de George Bush respecto al riesgo de deflación. La Casa Blanca estimó ayer que no hay 'peligro serio' de una caída del nivel de precios general de la economía estadounidense, señaló el portavoz presidencial, Ari Fleischer.

En este sentido, señaló que el presidente Bush espera que las señales de recuperación económica continúen reforzándose después de la fuerte subida de Wall Street, que el lunes cerró en su mayor nivel desde hace más de un año.

'Lo más importante es que las previsiones en el sector privado señalan que el crecimiento será más sostenido en la segunda parte del año', explicó el portavoz de la Casa Blanca.

Fleischer hacía alusión de esta manera a la mejora de la industria informada ayer por la Reserva Federal.

La producción de bienes industriales subió un 0,1% en mayo, frente a una caída del 0,6% en abril. La proporción de la capacidad productiva utilizada se mantuvo en mayo en el 74,3%, el nivel más bajo en dos décadas.

El Departamento de Comercio, por su parte, indicó que el comienzo de construcciones de casas en mayo aumentó un 6,1%, impulsado por la caída de los tipos de interés en abril.