Transportes

El GIF cobrará a Renfe 1,1 euros por kilómetro por cada servicio del AVE a Cataluña

El Ministerio de Fomento ha establecido y cuantificado los peajes y cánones que el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) cobrará a Renfe por el uso de la línea de Alta Velocidad (Ave) Madrid-Lleida. Aunque estos cánones los pagará Renfe, es de esperar que los acabe trasladando, de una u otra forma, a los usuarios. El ente público que ha construido y gestionará el segundo Ave de España cobrará tasas desde por la circulación de los trenes hasta por los aparcamientos de las estaciones, pasando por el suministro de electricidad a los trenes, el tránsito de viajeros por las estaciones o la instalación de máquinas expendedoras en estas dependencias.

En concreto, y según la orden ministerial publicada en el BOE, Fomento ha establecido un canon en el que engloba los peajes por la utilización de las infraestructuras y otro que comprende los que se deberán abonar por el uso de los andenes y los terminales (estaciones de tren).

Entre los peajes del primer canon, se encuentra el que Renfe deberá pagar por asignación de capacidad de vía para poner en circulación trenes y la supervisión de su tráfico, que ascenderá a 6,59 euros para los servicios comerciales y maniobras con recorrido superior a 10 kilómetros y a 8,29 euros para maniobras de más de 10 kilómetros.

Asimismo, la tasa por reserva de capacidad de vía para circular será de 1,1 euros por kilómetro y la correspondiente al tráfico efectivamente registrado sobre la infraestructura oscilará desde los 0,1 y 1,49 euros por cada 100 plazas del tren en virtud del tipo de tren, esto es, la velocidad media a que circula y el tiempo de viaje que registre.

En el primer canon se incluirá también la tarifa por suministro de energía eléctrica a los trenes, que será de 71,05 euros por cada megavatio de energía aportado.

Renfe deberá pagar también al GIF por el estacionamiento y utilización de andenes. Se ha establecido en función de la 'saturación' de las instalaciones y las características de las mismas, siendo un importe mayor el que la compañía deberá abonar por sus paradas en Madrid-Atocha y Zaragoza-Delicias, que en las de Guadalajara y Lleida.

En función del tiempo

El importe de estos peajes variará en función del tiempo en que se prolongue el estacionamiento, establecido en 32,93 euros por un tren que permanezca hasta 40 minutos parado. A partir de entonces, el importe se engrosará 0,56 euros por minuto y hasta sumar tres horas, informa Europa Press. Renfe no pagará, no obstante, más de 1.200 euros por la permanencia de un tren todo un día en una estación. En cuanto al canon por el uso de andenes y terminales (estaciones) incluye una tasa de entre 0,08 y 0,76 euros por cada viajero que transite por las estaciones y dependiendo de las características del viaje.

En este segundo canon se incluye el peaje por el uso de los aparcamientos públicos de vehículos de las estaciones. En función del tipo de vehículo y el tiempo de estacionamiento (siempre que supere 30 minutos) oscilará entre 0,2 y 22 euros. La instalación de una máquina expendedora de billetes supondrá a Renfe 700 euros al año en la estación de Zaragoza y 200 en la de Calatayud y la de cada teléfono público 4.300 y 2.400 euros, respectivamente.