Coyuntura

El indicador Zew de Alemania sube en junio por encima de lo esperado

El indicador del instituto Zew que mide las perspectivas de coyuntura para los próximos seis meses de Alemania, subió en junio por sexto mes consecutivo, alentado por la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de reducir los tipos de interés, hasta el 2%. El segundo indicador de confianza más importante en este país tras el del instituto IFO, se incrementó hasta los 21,3 puntos, desde los 18,7 puntos, por encima de lo esperado por los analistas que habían augurado un aumento hasta los 19,7 puntos.

El medio punto de bajada de tipos del BCE ha tenido una influencia decisiva en las expectativas de los analistas, según resalta el informe del ZEW. Las personas encuestadas esperan que la decisión monetaria adoptada por el instituto europeo tenga efectos positivos sobre la primera economía de la zona euro.

La mejora del comportamiento de las plazas bursátiles y las promesas de reformas estructurales en Alemania han sido un bálsamo para los actores financieros, añade el ZEW. Según el instituto alemán, corresponde ahora a los actores de la política económica y salarial crear las condiciones para favorecer la recuperación, según ha comentado hoy su presidente, Volfgang Franz.

Contracción del crecimiento

Por otra parte, la Cámara alemana de Comercio e Industria (DIHK), una de las principales federaciones patronales alemanas, ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para 2003 y cuenta con una ligera recesión, que sería la primera desde hace diez años, principalmente debido a la fuerte apreciación del euro. La previsión inicial presentada a principio de año era de un ligero repunte del Producto Interior Bruto (PIB) para todo el año. Pero, actualmente se espera que la economía alemana experimente una ligera contracción, señala el DIHK.

Por su parte, el instituto de coyuntura HWWA de Hamburgo ha corregido también a la baja su pronóstico para este año y cuenta con que el crecimiento de Alemania sea de un 0% frente a una previsión del 0,7% en marzo. El Gobierno alemán, por su parte, mantiene oficialmente una previsión de crecimiento del 0,75%.