Hipotecas

Préstamos a tipo fijo más atractivos

Los hipotecados que no quieren correr riesgos lo tienen cada vez más fácil. La oferta de préstamos a tipo fijo, últimamente escasa y poco atractiva, comienza a flexibilizarse. Tipos inferiores al 5,5% y plazos de amortización de hasta 30 años conforman las nuevas condiciones de estas hipotecas.

Los altos tipos de interés y los cortos periodos de amortización que han caracterizado los préstamos a tipo fijo han sido la principal cortapisa con la que se han encontrado aquellos que buscaban un préstamo sin sobresaltos.

Esta tendencia parece haber quedado atrás. Algunas entidades han comenzado a aumentar su oferta de hipotecas a tipo fijo y a flexibilizar sus condiciones. BBVA y Caja España han sido las más activas. La primera ha empezado a comercializar hipotecas a tipo fijo de hasta el 5,70% con un plazo máximo de amortización de 30 años. Además, BBVA ofrece tasas por debajo del 5,5% si los plazos de amortización son inferiores a los 30 años. Para periodos de hasta 25 años, el tipo a aplicar toda la vida del préstamo será del 5,40%; a 20 años del 5,25%; a 15 del 4,75% y a 12 años del 4,25%. Sin duda, tasas inimaginables hace sólo unos meses, cuando los tipos fijos rondaban el 7%.

Caja España también ha ampliado su gama de préstamos en esta modalidad. Ofrece una hipoteca al 5% a 10 años. Si el plazo de amortización del préstamo está entre los 10 y 15 años, la tasa será del 5,50%, hasta 20 años del 5,75% y del 6% para periodos que no superen los 25 años.

Lo cierto es que las hipotecas a tipo variable siguen siendo más atractivas, dados los bajos niveles del euribor -que en mayo marcará un nuevo mínimo histórico al caer hasta el 2,25%-, pero teniendo en cuenta que la variación que pueden experimentar los tipos en plazos de amortización tan largos como los de estos préstamos, conviene sopesar la contratación de préstamos con tipo preestablecido más cuando éstos oscilan entre el 4,5% y 6%.

Aunque estas tasas siguen siendo superiores a las que se aplican a los préstamos variables si se consideran los riesgos y el coste de la prima que lleva consigo contratar un seguro de cobertura del riesgo (que permiten al cliente cubrirse de una variación de los tipos), las ventajas son evidentes. Así lo estiman los expertos. 'Aunque parezca una paradoja, cuando los tipos están en mínimos, es el mejor momento para contratar estos préstamos, ya que están muy bajos', sostiene Concha Blanco, de Uno-e. Pedro Mollera, de Caja España, coincide. 'Son tipos atractivos y estarían en línea con el coste de la prima de un seguro'. A su favor, además está el que entidades como BBVA financian hasta del 100% del valor de tasación.

En contra, sin embargo, están las comisiones, sensiblemente superiores a las de los préstamos a tipo variable. La de apertura oscila entre el 1% y el 1,5%, y la de cancelación es del 4% en casi todos los casos, salvo en las que se contratan por Internet como en Uno-e, que es del 2,5%.

Esta mejora de las condiciones se produce tras las sucesivas alertas del Banco de España sobre el elevado endeudamiento que soportan los hogares españoles y las medidas económicas aprobadas por el Gobierno en real decreto ley el pasado 25 de abril, en las que además de introducirse la obligación de bancos y cajas de informar sobre los seguros de cobertura, se contemplaba la reducción en un 90% de los aranceles notariales y registrales para que los pasen de un préstamo variable a fijo.