Nombramientos

Berroeta propone a Irala como nuevo presidente de la BBK

La salida de Berroeta de la presidencia de la entidad de ahorro, anunciada por Cinco Días en febrero pasado, ha servido para acelerar el relevo en la cúpula y la llegada de Xabier de Irala. La asamblea de la entidad de ahorro será informada de este cambio el próximo día 28. En este encuentro, los asistentes a la asamblea deberán aprobar la adecuación de sus estatutos a la nueva ley vasca de cajas de ahorros y al inicio de actividades de su proyecto de banca ética y solidaria que supone canalizar recursos de los ahorradores solidarios para inversiones de este carácter y conceder minicréditos a los más desfavorecidos.

La película sobre la sucesión en la presidencia de la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) se ha terminado. Uno de sus principales protagonistas, José Ignacio Berroeta, se aplicó, en una reunión con medios de comunicación previa a la asamblea general ordinaria de marzo de este año, para anunciar que su mandato finalizaba en 2004 y que su objetivo era cumplirlo. Ahora, tres meses después, se ha demostrado que este deseo se ha frustrado y que su salida se va a adelantar. Es más, Berroeta será el que proponga a Xabier de Irala como máximo responsable de la entidad financiera.

Primera caja vasca

La BBK es la primera entidad de ahorro del País Vasco, por delante de Kutxa y Vital, con un beneficio consolidado de 304,9 millones de euros antes de impuestos, un 10,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Su cartera empresarial, una de las más importantes en manos del sector financiero, estaba valorada en 1.440 millones a finales del año pasado, con unas plusvalías latentes de 900 millones de euros, según aseguró en marzo José Ignacio Berroeta.

Entre sus participaciones se encuentran el 7,5% del capital de Iberdrola, el 3% de Gas Natural, el 14,4% del Banco Guipuzcoano, el 0,2% del BBVA, el 0,3% de Vodafone o el 22% de CAF, entre otras. En la actualidad cuenta con una red de más de 300 oficinas, de las cuales cerca de 70 se localizan fuera de Vizcaya.

Un reconocido gestor empresarial

'æpermil;sta no es una empresa cualquiera, es una entidad financiera'. A Irala no le están marcando el campo, pero la afirmación parte de uno de los consejeros con derecho a voto en la asamblea general de la BBK. Xabier de Irala, con ascendencia en el PNV -su padre fue consejero del Gobierno vasco en el exilio-, también mantiene buenas relaciones con el PP.

Por encima de sus buenas contactos con dos partidos que no tienen relaciones entre ellos, prima su currículo empresarial. Gestor y especialista en crisis, cumple 53 años este ejercicio.

Ha dedicado buena parte de su vida a trabajar en compañías multinacionales, entre las que se cuentan General Electric. En la década de los noventa se convirtió en el principal responsable de Asea Brown Boveri en España y hace siete años asumía la presidencia de Iberia con el objetivo de sanearla, sacarla a Bolsa y dar dividendo a sus accionistas, objetivo que ha cumplido incluso en los años más duros para las compañías áreas. Ahora quizá su labor se centrará en lograr la fusión de las tres cajas vascas.