Junta de accionistas

Iberia revisará su Plan Director 2003-2005 para afrontar los cambios de sector

Iberia ha anunciado hoy que tiene previsto revisar su Plan Director 2003-2005 para hacer frente a los nuevos desafíos surgidos desde su presentación, en noviembre pasado, siendo uno de los principales la rápida penetración de los operadores de bajo coste, cuya implantación era prevista inicialmente por las compañías aéreas para 2005, según ha explicado hoy el consejero delegado de Iberia, Angel Mullor, en unas declaraciones previas a la junta de accionistas.

Mullor ha apuntado, además, que la revisión del plan, que aún no está cerrada, pretende "adaptar nuestra producción a los cambios" que está registrando el sector, y que no estaban previstos cuando se presentó el texto, en noviembre pasado. Así, ha agregado que el presupuesto para 2003 de la aerolínea está siendo revisado cada mes, al igual que la capacidad, que en mayo se redujo en un 5,8%, frente al 4,9 de abril y el 4,5 de marzo. Para junio, la aerolínea prevé reducir la capacidad en un 3,5%, aproximadamente, si bien esta cifra puede variar a lo largo del mes.

Asimismo, durante la Junta, el presidente saliente, Xavier de Irala presentó el informe de la gestión de Iberia en el ejercicio 2002. Por su parte, el consejero delegado, Angel Mullor, se refirió al decálogo de medidas para cumplir los objetivos del Plan Director 2003-2005, que prevé un crecimiento del 25% en los próximos tres años y un aumento de la flota en 25 aviones.

Entre dichos objetivos destaca la reducción de los costes entre el 8 y el 10% hasta 2005, conseguir un margen del EBITDAR del 19%, frente al 17% de 2002 y alcanzar un

resultado neto sobre fondos propios (ROE) del 15% frente al 12% del año pasado.

Sube el coeficiente de ocupación

Por su parte, el presidente de la compañía, Xabier de Irala, ha anunciado que el coeficiente de ocupación que registró la compañía en mayo creció 1,8 puntos respecto al mismo mes de 2002, hasta el 72%, mientras la oferta se redujo un 2,4% y la demanda creció un 0,1%. Los ingresos unitarios se redujeron en todos los mercados, especialmente en los de corto y medio radio, una caída que la compañía achaca a la crisis económica, la incertidumbre, la sobreoferta en muchos mercados, la presión a la baja de las tarifas y la variación en la paridad euro/dólar.

De Irala ha calificado de "positivos" los cinco primeros meses del año, por lo que mantuvo el objetivo de cerrar el ejercicio con beneficios a pesar de la difícil coyuntura internacional. En cuanto a la evolución del tráfico de la compañía, el presidente se mostró "optimista" respecto a los próximos meses, considerando que existe la posibilidad de que mejore, aunque subrayó que "el reto no es el tráfico sino el ingreso unitario, que es el que más afectado se ha visto por la crisis y el que condicionará el resultado que se obtenga a final de año".

Inversión en British Airways

Por otro lado, el aún presidente de la aerolínea, que en la junta de accionistas cederá su cargo a Fernando Conte, ha señalado que no cree que British Airways tenga intención de reducir su inversión en la compañía, dado que "ha tenido una revalorización del 50%", así como por las "perspectivas que tiene en el consejo".

El aún presidente de la compañía ha considerado que Iberia se encuentra en una buena posición financiera que le permitirá "liderar el proceso de concentración de las aerolíneas europeas", si bien para ello deberá seguir en la línea de la reducción de costes. En cuanto a su futuro profesional, Xabier de Irala ha indicado que de momento se dedicará a la "vida contemplativa", descartando de momento convertirse en el nuevo presidente de la BBK, una entidad en la que es consejero pero que "ya tiene un presidente", situación que seguirá así hasta que el consejo de administración "tome una decisión" al respecto. Según ha sido comunicado a la CNMV, Iberia va a pagar año y medio de sueldo a Irala, que previsiblemente pasará a presidir la BBK, por no trabajar en la competencia.

Junta de accionistas

Otro de los puntos principales del orden del día de la junta de accionistas de hoy será la aprobación de las cuentas anuales y el informe de gestión correspondiente al ejercicio económico de 2002. Además, la junta nombrará a José Manuel Fernández Norniella, actual presidente del Consejo Superior de Cámaras, como nuevo consejero de Iberia en sustitución de Conte. Los accionistas aprobarán también la congelación durante 2003 de las retribuciones de los consejeros, según una decisión acordada por la unanimidad de los miembros del órgano gestor de la compañía. Así, los consejeros mantendrán este año las mismas retribuciones que las percibidas en 2002.