UMTS

Piqué pide paciencia, pero advierte que ejecutará los avales si no cumple el pacto

El Ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, aseguró ayer que el Gobierno exigirá a Xfera el cumplimiento de los compromisos adquiridos cuando se le otorgó la licencia de telefonía móvil de tercera generación (UMTS), así como la ejecución de las inversiones por 135 millones de euros, pactadas el pasado mes de diciembre de 2002. Si en lo que queda de ejercicio no cumple lo acordado, el ministro advirtió que 'se ejecutarán los avales', que, en el caso de Xfera, ascienden a 467,7 millones de euros, una vez que se haga efectiva la reducción acordada con el propio ministerio.

Piqué, que hizo esta aseveración durante su intervención en la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Congreso de los Diputados, pidió no obstante 'paciencia' con Xfera, ya que, afirmó, 'es pronto para saber qué pasará con esta compañía', la única con licencia de UMTS que no tiene actividad comercial, informa Efe.

El ministro insistió en que el cumplimiento de las inversiones pactadas en diciembre es condición indispensable para que se aplique la reducción de los avales que se comprometieron en el concurso de adjudicación de las licencias de telefonía móvil UMTS en marzo de 2000.

Este recorte de las garantías (que se justifica, entre otros factores, por el retraso de la explotación comercial de esta tecnología en toda Europa) ha hecho que los avales de Telefónica Móviles hayan pasado de 631 a 167,5 millones de euros, los de Vodafone de 1.384 a 217 millones, los de Amena de 1.706 a 423,7 millones y los de Xfera de 2.687 a 467,7 millones.

Según explicó Piqué, Amena ha sido la primera compañía que ya ha sustituido sus avales, mientras que Vodafone 'está a punto', Telefónica Móviles 'va un poco más retrasada' y Xfera 'aún los está negociando'.

El ministro insistió en que, a pesar de estas reducciones, que también se han aplicado para las operadoras de cable y de tecnología LMDS, el cumplimiento de las condiciones básicas exigidas en el pliego de condiciones del concurso de las licencias está 'plenamente garantizado', puesto que la tecnología UMTS 'es una apuesta estratégica vital para evitar el estancamiento de la telefonía móvil', tal y como ha ocurrido con la fija.

Xfera continuó ayer con su política de mutismo absoluto. Ningún portavoz de la empresa o de sus principales accionistas quiso aclarar cuál es el futuro de la compañía, toda vez que se constata la práctica imposibilidad de que comience a dar servicio precomercial este año.