Informe

Las cajas han rescatado de la exclusión financiera al 13,4% de los municipios

Las cajas de ahorros han rescatado de la exclusión financiera al 13,40% de los municipios españoles y al 3,45% de la población, que de no haber contado con el servicio de las entidades de ahorros, habrían tenido dificultad para cubrir sus necesidades financieras, según un estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorros Confederadas (Funcas).

Los municipios "potencialmente rescatados" son poblaciones de en torno a los 2.000 habitantes, con una reducida densidad de población, unos 96,3 habitantes por kilómetro cuadrado, y un nivel de renta disponible que oscila entre los 7.212 y 9.015 euros, precisa Funcas. La labor de vertebración de la sociedad realizada por las cajas ha estado apoyada en el ambicioso proceso de expansión de su red, que le han llevado a incrementarla un 65% en sólo 14 años.

A pesar del "intenso" proceso de concentración experimentado por el sector, las cajas han aumentado el número de sucursales desde las 12.303 que tenían en 1988 a 20.350 a finales de 2002, coincidiendo con la expansión de la red fuera de sus comunidades de origen y en contraste con el ajuste realizado en paralelo por la banca para evitar las duplicidades de oficinas existentes tras las fusiones.

Las cajas superan a los bancos en crédito hipotecario

Como consecuencia de esta expansión y del dinamismo registrado por las cajas, el sector de ahorro ha aumentado su cuota en créditos desde el 19,28 al 45,94% entre 1977 y 2002, según indica el presidente de CECA, Juan Ramón Quintás, en la publicación 'Perspectivas del Sistema Financiero' de Funcas. La ganancia de cuota de las cajas se ha producido en detrimento, principalmente, de los bancos, cuya posición relativa en el negocio del crédito pasó en el mismo periodo desde un 78,44 al 48,69%.

En el crédito hipotecario, en concreto, las cajas han ganado "más de 6 puntos desde 1991", hasta llegar a superar a la banca al copar el 54,5% del mercado. En términos de captación de depósitos, la cuota de las cajas pasó en esos 25 años desde el 32,98 al 54,18%, mientras que la de al banca descendió al 38,15 desde el 62,28% de 1977. "En tan sólo 25 años las cajas de ahorros españolas han pasado de representar una cuarta parte del sistema bancario a casi la mitad del mismo", afirma Quintás en la publicación de Funcas.

El estudio subraya que la expansión se ha producido además sin poner en riesgo la rentabilidad, que en términos de recursos propios (ROE) se sitúa en el 13,63% a finales de 2002 en las cajas y en el 11,07% en los bancos y sin menoscabo de su aportación a la Obra Social. El dividendo social de las cajas se multiplicó por 18 entre 1977 y 2002, hasta alcanzar los 983 millones de euros, "contribuyendo a incrementar su identificación en los territorios de origen y ejercer su propia contribución al capital social", indica el estudio.