Memoria

Anticorrupción considera a Eurojust 'insuficiente'

La Fiscalía Anticorrupción asegura en su última memoria que 'los instrumentos nacionales son ineficaces y los convenios internacionales y las instituciones como Eurojust y la Red Judicial Europea (sin dudar del avance que representan) son insuficientes para combatir el crimen organizado, que circula sin fronteras con el refugio de los paraísos fiscales, el secreto bancario y otras ventajas propias de la comunidad global'.

Añade que la falta de armonización normativa entre los distintos países favorece a la delincuencia.

Ciertamente, sigue diciendo Anticorrupción, 'estamos lejos de una respuesta punitiva uniforme que sería exigible ante formas graves de criminalidad, como la delincuencia económica y la corrupción'.

Reclama mayor operatividad para Eurojust y resalta las 'serias resistencias' que existen en la Unión Europea a la hora de decretar embargos y decomisos de bienes de origen delictivo. También considera que no es suficiente el intercambio de información entre las unidades de información financiera de los Estados miembros.

En la memoria sobre el ejercicio 2002, recién publicada, la fiscalía especial reclama más medios personales y materiales para luchar contra la criminalidad y alaba el trabajo de las unidades de apoyo de la Intervención General de la Administración del Estado, de la Agencia Estatal de Administración Tributaria y de las unidades de policía judicial y de la Guardia Civil.

96 causas judiciales

Según datos de 2002, la Fiscalía Anticorrupción interviene en 96 causas judiciales en trámite, cinco más que en el año 2001, y casi el doble que en 1997. Anticorrupción interpuso durante el año pasado seis querellas y tres denuncias, de las que seis han acabado judicializadas. En 2002 también se dictaron nueve sentencias en otros tantos procedimientos competencia de la Fiscalía Especial. Ocho sentencias fueron condenatorias y una absolutoria.

En la memoria se destacan las dos sentencias condenatorias contra Jesús Gil por el caso de las camisetas (pena de inhabilitación) y del caso Atlético, así como la sentencia del Tribunal Supremo en el caso Banesto. El tribunal admitió el recurso de Anticorrupción y aumentó las penas de los acusados por no observar la prescripción de algunos hechos enjuiciados.

En los siete años de actividad de esta Fiscalía, creada para luchar contra los delitos económicos y la corrupción, se han dictado 33 sentencias (29 condenatorias y cuatro absolutorias).

Durante el año pasado, la Fiscalía ha recibido numerosos denuncias y escritos presentados por particulares, colectivos y organismos. En total fueron 152, de los que 41 fueron archivados y 111 remitidos a otras fiscalías. En cualquier caso, el número de denuncias descendió respecto a 2001, que en total fueron 171; en el año 2000 se presentaron 177 y en 1999 fue el año en que más escritos llegaron a la fiscalía, 192.