La banca suiza solventó 2002 con 'buena salud', según el supervisor

Los bancos suizos acabaron el 2002 con 'buena salud' a pesar de la fuerte caída de los mercados bursátiles, que recortaron sus ganancias más de la mitad respecto al nivel récord del año 2000, según las conclusiones del informe anual de la Comisión Federal de Bancos suizos.

Estas entidades lograron reducir sus costes operativos y limitar sus riesgos, lo que les permite afrontar 2003 con mayor optimismo, a pesar de que no se espera una fuerte recuperación de los mercados.

'A pesar de que en Suiza se ha vivido el segundo año de caída de los mercados, el tercero en los mercados internacionales, bancos y casas de renta fija han salvado bien el ejercicio, lo que muestra que los riesgos están suficientemente contenidos', señala el informe.

La caída bursátil del año pasado provocó una reducción del 10% del beneficio de explotación de 440 bancos, sobre todo como consecuencia de la fuerte caída de las comisiones, que cayeron un 9% hasta totalizar 15.667 millones de euros. Los beneficios netos sufrieron un descenso aún mayor, (25%), hasta los 6.427 millones de euros, según la Comisión Federal de Bancos.

El informe señala también como muy satisfactoria la dotación de fondos propios de los bancos, que llega a los 80.967 millones de euros, lo que supera ampliamente los 50.980 millones de euros fijados como necesarios. La tasa de cobertura se encuentra en el 159%.