Heineken ofrece 1.900 millones por BBAG, la mayor cervecera austriaca

El grupo holandés Heineken ha lanzado una oferta para adquirir hasta el 100% del líder austriaco de la cerveza, la compañía BBAG. La operación, valorada en 1.900 millones de euros, se estructura en dos tramos: una oferta a los accionistas mayoritarios válida hasta el 13 de junio, y una opa a destinada al resto de los socios. Si finalmente se cierra la compra, Heineken, uno de los cuatro grandes grupos cerveceros del mundo, se convertiría en el líder del sector en Europa central. BBAG posee las marcas Kaiser, Edelweiss, Goesser, Goldenbräu y Zipfer.

El imperio cervecero holandés Heineken, que tiene presencia en 170 países, aspira a convertirse en el líder del sector en Europa Central, uno de los pocos mercados en ascenso dentro del ámbito de la cerveza. Para ello está dispuesto a pagar 1.900 millones de euros por la compañía BBAG, la mayor empresa austriaca y propietaria de marcas como Edelweiss, Goesser, Goldenbräu, Gasteiner, Kaiser, Zipfer y Silva, entre otras.

Heineken, que ya llevaba varios meses buscando socio, ha presentado una oferta a los principales accionistas de la cervecera austriaca, el grupo GeBAG, que posee el 68,7% de las acciones. El valor de este paquete se ha fijado en 769 millones de euros y el comité sindical que defiende los intereses de los partícipes ha recomendado aceptar.

Además, Heineken lanza una oferta pública de adquisición dirigida a los minoritarios de BBAG y de su filial Brau Union. Para los primeros es de 124 euros por acción y para los segundos, 127,7 euros, lo que supone un 92% más que la media de cotización registrada el año pasado por la cervecera austriaca, y de un 122% para los de Brau Union.

La operación está condicionada a que Heineken obtenga un mínimo del 75% del capital, aunque su intención es hacerse con el 100%.

Si la compra llega a realizarse y las autoridades de la competencia dan el visto bueno, se crearía una nueva compañía denominada Brau Union AG que abarcaría todas las actividades de la región. Heineken no sólo se convertiría en el primer grupo cervecero de Europa Central con una amplia cartera de marcas, sino que también aprovecharía para situar su marca estrella (Heineken) en el segmento de la gama alta.

La multinacional holandesa cuenta con un grupo de enseñas de ámbito internacional pero también con numerosas marcas de ámbito local con el objeto de abarcar un mayor segmento de mercado. En el caso de España, por ejemplo, Heineken es propietario de las marcas Amstel, Cruzcampo y El Águila, después de que adquiriera esta compañía.

El grupo holandés, que el año pasado registró un volumen de negocios de 10.300 millones de euros con una plantilla de 48.000 empleados, vendió casi 109 millones de hectolitros de cerveza. Entre sus marcas también figuran Tiger y Moretti.

BBAG, que cuenta con 7.700 trabajadores, facturó el año pasado 1.100 millones.