El euro logra una apreciación del 4% en el último mes

El euro continuó ayer su carrera alcista, aupado por los malos datos coyunturales de la economía de Estados Unidos, y alcanzó un techo de 1,1288 dólares por unidad para descender luego a 1,1221, por encima de su fijación del jueves a 1,1131 dólares.

En las últimas cuatro semanas, la divisa europea se ha apreciado casi un 4% respecto al dólar, a pesar de que la rápida caída de Bagdad prometía beneficiar, teóricamente, a la moneda estadounidense. Para los expertos, hay que buscar las causas de la actual fortaleza del euro en la decepción de los últimos datos macroeconómicos de EE UU, que han alejado la esperanza de una rápida recuperación de la coyuntura en ese país.

La marcha del sector manufacturero en Estados Unidos descendió en abril por segundo mes consecutivo, lo que demuestra que la economía sigue sin reactivarse. Además, tanto el índice de productividad del primer trimestre de este año como los pedidos del sector de la construcción de marzo permanecieron por debajo de las expectativas de los analistas. Asimismo, los datos de paro en abril, difundidos ayer, mostraron que la tasa subió al 6% desde el 5,8% de marzo.

Los analistas creen que la divisa europea seguirá subiendo en los próximos meses y opinan que podría alcanzar los 1,20 dólares antes de fin de año. Otmar Lang, experto de Deutsche Bank, dijo que el euro mantendrá su tendencia alcista en los próximos meses 'apoyado por el elevado déficit público estadounidense'.

En el mismo sentido opinó ayer en Berlín el representante comercial de EE UU, Robert Zoellick, cuando dijo que 'el movimiento (de las divisas) no me sorprende', dado que el déficit por cuenta corriente de la economía de su país es muy grande. Zoellick se encuentra en la capital alemana como parte de una gira europea destinada a frenar el deterioro de las negociaciones sobre el comercio mundial, y volver a colocar las relaciones entre la Unión y EE UU sobre un carril más adecuado. La cuestión monetaria es una aspecto central de la cuestión.