Bolsa de Tokio

El Nikkei vuelve a los mínimos desde 1983 por el hundimiento de Sony

Como un jarro de agua fría cayeron ayer los resultados de Sony sobre la Bolsa japonesa. El Nikkei bajó un 1,97% y regresó a los mínimos de hace 20 años. Las ventas de Sony, que durante gran parte de la sesión estuvieron estranguladas en la Bolsa por las masivas órdenes de salida, provocaron un descenso del 13,44% sobre el valor. Era la mayor caída que sufría la acción en 15 años, que alcanzó las cotas más bajas desde 1996.

La tecnológica presentó unos resultados que triplican las pérdidas que había pronosticado el mercado. Además, dibujó un panorama negro para los próximos meses, por lo que se ha visto obligada a rebajar los objetivos para el conjunto del año.

El balance presentado por Sony ha creado algo de desconcierto entre los analistas, ya que desconocen si la debilidad de los pronósticos responden a razones empresariales o por el deterioro de la economía.

La caída del valor afectó al sector tecnológico. Compañías como Matsushita, Toshiba y Nec recortaron el 4,8%, 2,8% y 1,4%, respectivamente. El Topix, que engloba a las empresas más representativas del país, retrocedió un 1,56%.

Los malos resultados empresariales de Sony se han unido a otros factores que pesan sobre la Bolsa japonesa. Los últimos datos de Estados Unidos referentes al paro semanal, que recoge un sorprendente incremento de las peticiones de subsidio de desempleo, vuelven a arrojar dudas sobre la marcha de la primera economía del mundo. Para los analistas estas cifras desvelan que la recuperación del consumo privado será más difícil de lo previsto. Así, grandes compañías exportadoras como Fujitsu, TDK, Honda o Toyota cayeron el 3,88%, 5,71% y 3,20%, respectivamente.

La situación de la economía nipona tampoco invita al optimismo. La tasa de paro está muy cerca de su récord de 5,5% registrado en enero, mientras que los precios volvieron a caer, con lo que se acumulan ya 42 meses de deflación. Los problemas no terminan aquí. Los inversores están preocupados por la tensión geopolítica. Corre el rumor de que el Gobierno de Corea del Norte habría reconocido a Estados Unidos que posee bombas nucleares.

La neumonía atípica sigue latente y los casos van extinguiéndose sobre otros países. Esta situación está afectando particularmente a las compañías turísticas. Cathay Pacific Airways, una de las aerolíneas más emblemáticas del país, acumula una pérdida del 10,52% en el mes de abril y se encuentra cotizando a los precios más bajos de los dos últimos años.