Estados Unidos

La fragilidad de la economía pone fin al rebote bursátil

Los datos económicos recuperaron ayer toda la importancia que habían perdido durante los días del conflicto bélico en Irak. No podía ser de otra manera, ya que la cifra publicada ayer fue nada más y nada menos que el crecimiento del primer trimestre, dato que evidenció la fragilidad de la economía estadounidense y propició una caída del 1,58% en el Dow Jones y del 1,56% en el Nasdaq. El descenso de ayer también erosionó las ganancias acumuladas en las jornadas anteriores y dejó el balance semanal en un caída del 0,38% para el Dow, aunquer el Nasdaq ganó el 0,63%.

EE UU creció en el primer trimestre a un ritmo del 1,6%, muy por debajo de las previsiones de consenso, que apuntaban a un 2,3%. El dato deja la variación interanual en el 2%, la cifra más baja de los últimos 12 meses. La publicación del PIB viene a confirmar lo que algunas referencias económicas marcaban hace tres semanas, como la caída en la confianza empresarial o el aumento del paro. La decepción en Wall Street ante la desaceleración económica pudo con el repunte en la confianza de los consumidores, que mostró la revisión índice de la Universidad de Michigan para el mes de marzo.

Los resultados empresariales publicados esta semana han arrojado un balance más positivo de lo previsto. Especialmente para las empresas farmacéuticas, como Eli Lilly (el 8,34% en la semana), o los fabricantes de armamento, como Lockheed Martin (+9,14%). En el sector tecnológico destacaron las alzas semanales de Ebay (+3,6%) y Amazon (+15,68%), ambas tras presentar cifras mejores de lo previsto.