Opa

Gas Natural asegura las inversiones previstas para defender la fusión con Iberdrola

Gas Natural estima que una fusión con Iberdrola generaría un grupo con elevados ratios de solvencia y un endeudamiento y nivel de riesgo inferiores a los de otras empresas que prestan servicios regulados en el mercado español, según ha comunicado hoy la gasística a la CNMV conforme a la petición de información adicional relativa a su opa sobre Iberdrola por parte de la CNE (Comisión Nacional de la Energía). Precisamente hoy, el Consejo de Administración de dicha Comisión analizará la operación, de la que no se prevé la adopción de ninguna decisión, según informa la agencia Efe.

La gasística ha detallado que el ratio de endeudamiento de la sociedad resultante se situaría entre el 63% y el 67% del total de fondos propios, pero que en 6 meses -una vez ejecutado el plan de desinversiones previsto- se reduciría a una horquilla entre el 59% y el 64%. La aclaración de Gas Natural se produce un día después de que El País publicara que Iberdrola prepara contra ésta una demanda civil por "daños" derivados de la opa. La gasística se apresuró a cuestionar la legalidad de dicha acción y a defender su Oferta lanzada sobre la eléctrica en virtud de la normativa europea.

La fusión contaría, advierte Gas Natural, con "la mejor garantía de solvencia para las filiales que realizan actividades reguladas" y ha añadido que la generación de fondos prevista para el grupo consolidado hasta 2006 permite cubrir "5,6 veces la inversiones comprometidas por las dos compañías". El nuevo grupo, agrega el comunicado, asumirá nuevos compromisos para asegurar las inversiones en sectores regulados por valor de 3.098 millones de euros, de los que 1.588 se destinarían a distribución de electricidad y otros 1.510 a distribución gasista.

IBERDROLA 9,63 -1,84%
NATURGY 23,77 -4,38%

Brufau: "Las opas defienden a los accionistas"

El presidente de Gas Natural, Antoni Brufau, ha dicho hoy que "las OPAS son para defender a los accionistas no a los consejos de administración", en referencia a la que su compañía ha presentado. Brufau, quien ha reiterado que no le consta que Iberdrola vaya a presentar demanda civil alguna por los posibles perjuicios, ha defendido que "lo importante en un proceso como éste es no alterar a los mercados". Sostiene que "la operación tiene lógica industrial, se avanza al futuro y está en la línea de lo que están planteando en otros países europeos, como Portugal o Francia". Por su parte, la Sección Sindical de USO en Iberdrola ha manifestado su oposición a una operación que "conlleva una drástica reducción de plantilla y desinversiones", según un comunicado remitido por el sindicato, pese a que Gas Natural ha repetido que la eventual fusión supondrá despidos.