Tribunales

Iberdrola planea demandar a Gas Natural por los perjuicios de la opa

Iberdrola ¢ni confirma ni desmiente¢ la información publicada hoy por el diario El País, según la cual la compañía eléctrica prepara una demanda contra Gas Natural y seis de sus 12 consejeros por los perjuicios provocados tras la presentación de una oferta pública de adquisición hostil. Este recurso a la vía judicial, que no tiene precedentes en España, reclama los gastos de asesoramiento, abogados, información, etcétera, que ha causado la presentación de la opa, aunque aún no ha sido cuantificado.

De acuerdo con lo publicado con el rotativo, que cita fuentes jurídicas, Iberdrola considera que Gas Natural ha querido eliminar a un competidor directo que en un año le había arrebatado un 7,3% del mercado liberalizado del gas. Además, la eléctrica lamenta que la opa ha influido en que la privatización de la vasca Naturcorp haya sido adjudicada finalmente a una tercera compañía (la asturiana Hidrocantábrico), cuando Iberdrola partía como favorita.

El diario El País también señala que la empresa presidida por Íñigo Oriol considera que la oferta de Gas Natural ha incidido negativamente en su plan estratégico a seis años vista (2002.2006, revisado a principios de este año), que preveía la inversión de 12.000 millones de euros.

IBERDROLA 10,48 -0,10%
NATURGY 26,79 -2,65%

¢Dudosa legalidad¢

Ante esta circunstancia, Gas Natural ha señalado hoy que se trata de "un precedente de dudosa legalidad". Esta compañía ha recordado en declaraciones a la agencia Efe que la legislación española contempla como "perfectamente legal" la posibilidad de lanzar una opa sobre una sociedad cotizada en Bolsa y destaca que este procedimiento es el más transparente para llevar a efecto procesos de integración entre empresas.

La empresa gasística alude al la legislación sobre opas, en la que se dice que "a partir de la publicación de la suspensión de la negociación de las acciones (...) la sociedad afectada se abstendrá de realizar o concertar cualesquiera operaciones que no sean propias de la actividad ordinaria de la sociedad o que tengan por objeto principal perturbar el desarrollo de la oferta, debiendo en todo momento hacer prevalecer los intereses de los accionistas sobre los suyos propios".