Nueva Economía

Northrop Grumman baja estimaciones a pesar de la amenaza de guerra

La amenaza de guerra entre Estados Unidos e Irak es el principal foco de incertidumbre de las Bolsas mundiales en la actualidad y ni el sector de defensa se beneficia. La estadounidense Northrop Grumman se perfilaría como una de las claras favoritas en el momento actual y, sin embargo, pierde alrededor del 14% en lo que va de año. Un retroceso en línea con el resto del sector, que cae alrededor del 15%.

Northrop Grumman incluso se ha visto obligada a bajar las estimaciones de beneficio para este ejercicio. La compañía reconoció ayer que ganará un 8% menos de lo estimado con anterioridad ante los elevados intereses que debe afrontar tras la compra de TRW Automotive a comienzos de semana.

La compañía pretende recomprar parte de la deuda recién adquirida y estima que los intereses aumenten su factura en unos 100 millones de dólares este ejercicio, un 27% más de lo esperado.

La estadounidense espera así obtener un beneficio que oscilará entre 3,65 y 4,15 dólares por acción, frente a sus previsiones anteriores que rondaban una horquilla de entre 4 y 4,5 dólares.

Las acciones de Northrop caían un 3,62% a media sesión y cotizan a niveles cercanos a los de septiembre de 2001.