Coyuntura europea

La energía dispara los precios industriales en la UE

En el conjunto de la UE, los precios se incrementaron un 0,7% sobre el mes de diciembre, según añade Eurostat en su comunicado. Estos resultados se producen tras los incrementos correspondientes a diciembre de 2002, que alcanzaron el 0,3% en la zona euro y el 0,5% en los Quince países de la UE.

Por sectores, la oficina estadística destaca el incremento de precios registrado en enero de este año en el conjunto de la industria y precisa que se debió en gran medida al sector energético, donde los precios subieron un 2,8% en la zona euro y un 2,7% en la UE.

'Se trata, en ambas zonas, del incremento más importante registrado en el sector de la energía desde septiembre de 2000', añade la nota.

También en las dos zonas los bienes de consumo duraderos aumentaron un 0,4%; los bienes intermedios y los de consumo no duraderos, un 0,3%, y los bienes de inversión, un 0,1%.

Por estados miembros, de acuerdo con los datos de que dispone Eurostat, en enero pasado sólo se registró una bajada de precios en Bélgica (-0,2%), mientras que las subidas más destacadas se produjeron en Alemania (1,3%), y España y Portugal (donde se incrementaron un 1,2%, en ambos casos).

En cuanto a las variaciones anuales, en enero pasado y en comparación con enero de 2002, el sector de la energía aumentó un 6,1% en la zona euro y un 6,8% en la UE.

Los bienes intermedios subieron un 1,2% en las dos zonas, los de consumo duraderos y no duraderos se incrementaron un 1% y un 1,4% en la zona euro, y un 0,9% y un 1,2% en la UE, mientras que los de inversiones crecieron un 0,7% en la zona euro y un 0,6% en la Unión.

En ese mismo periodo, los precios industriales aumentaron en todos los estados miembros para los que Eurostat cuenta con datos, siendo Suecia el que mayor incremento registró, con un 10%, seguido de Luxemburgo (3,8%) y España (2,6%).

En relación con la posible repercusión de la carestía del petróleo sobre la inflación, el ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro, afirmó ayer que es 'muy probable' que cuando descienda el precio del petróleo, que se encuentra 'anormalmente alto' por las crisis de Irak y Venezuela, la inflación se sitúe en España por debajo del 3%.

Montoro señaló ayer que 'la inflación creció demasiado el año pasado', y confía en que baje del 3% la próxima primavera. A este respecto dijo que un mayor consumo como consecuencia de la rebaja del IRPF no tiene por qué provocar un nuevo aumento de la inflación.

'Podemos aumentar el consumo en esa bajada del impuesto', explicó, 'sin preocuparnos demasiado por que ese mayor consumo vaya a una inflación más alta, porque hoy no existe una presión excesiva de ese consumo. Debemos alimentar el consumo, que es bueno para todos, sin que ello tenga que traducirse en mayores precios'. Preguntado por la posibilidad de un mayor aumento de los precios del petróleo si la crisis política en Venezuela se enquista y se desata la guerra en Irak, el ministro de Hacienda indicó que 'puede subir algo más, pero no mucho más, porque la subida ha sido ya intensa'.

Pese a todo, indicó que la crisis de Irak está perjudicando a la economía y comercio mundial, y también a España.

34.400 empleos menos en Italia

Las grandes empresas italianas, tanto del sector industrial como de servicios, perdieron en conjunto 34.400 empleos durante 2002, según datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas (ISTAT).

En concreto, el descenso en la ocupación de las grandes empresas de la industria fue del 3,8% en diciembre en relación con 12 meses antes, mientras que en las del sector servicios la bajada fue reducida, del 0,1%.

En las grandes empresas, aquellas que tienen una plantilla de al menos 500 empleados, trabaja el 21% del total de mano de obra del sector industrial, que sube al 29% en el caso de los servicios, según Estadística.

El descenso del empleo en 2002 en las grandes empresas ha sido mayor que en 2001, cuando se perdieron en Italia 28.000 puestos de trabajo.

El coste del trabajo se ha incrementado un 2,9% en la industria y un 4% en los servicios, según los datos conocidos ayer, aunque las retribuciones brutas han aumentado un 3,4% y un 5,5%, respectivamente.