Función pública

Los funcionarios cobrarán hasta un 29% más por trabajar mañana y tarde

Las oficinas de atención al público de la Administración del Estado abrirán en horario continuado, de 9.00 a 17.30 horas de lunes a viernes y de 9.00 a 14.00 horas los sábados, a partir del 31 de marzo.

Esta decisión, que fue anunciada ayer por el ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, se enmarca dentro del acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos del pasado 13 de noviembre. La apertura de estas oficinas en horario continuado de mañana y tarde exigirá el cambio de turno de unos 2.700 empleados públicos.

Quienes se acojan al nuevo horario verán incrementados su salarios entre un 13% y un 29%. Para abonar estos incentivos, el Gobierno dispone de un fondo -incluido en el acuerdo que se negoció con los sindicatos- de 8,5 millones de euros.

Esta medida afectará a 118 oficinas de información y registro correspondientes a todos los ministerios y a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

Arenas anunció también un preacuerdo en materia de horarios con los sindicatos. La novedad radica en que se establecen, para los trabajadores con horario exclusivo de mañana, 32 horas semanales de obligada presencia en el citado horario sobre la jornada semanal de 37,5 horas. El tiempo restante (5,5 horas) se cubrirá en horario flexible entre las 8.00 y las 18.00 horas.

En la jornada de mañana se establece flexibilidad de una hora (entrar o salir una hora antes o después) para conciliar la vida familiar y la laboral.