La Enoteca

En nombre de la excelencia

Miguel Torres basa su prestigio en el empleo de la más moderna viticultura y enología, la conservación de las técnicas tradicionales y la preocupación ecológica

El apellido Torres está ligado al vino desde hace más de tres siglos, aunque la historia de la bodega, fundada en Vilafranca del Penedès (Barcelona) por los hermanos Jaime y Miguel Torres, no comienza hasta 1870. El espíritu inquieto de la familia Torres hizo que la bodega mostrara una clara vocación exportadora desde sus comienzos.

A la expansión de Torres en el mundo contribuyó enormemente la labor de Miguel Torres Carbó (1909-1991), quien también se encargó de reconstruir todo el patrimonio destruido tras la Guerra Civil, amplió los viñedos e inició la elaboración de vinos embotellados. Además, situó a la bodega a la cabeza de la renovación enológica del país, siendo una de las primeras en plantar cepas extranjeras en el Penedès y en introducir cubas de acero inoxidable con control de temperatura de fermentación en los años setenta. Hoy en día, Miguel Torres es una bodega que mantiene intacta su tradición como empresa familiar y al mismo tiempo una bodega moderna y exportadora presente en más de 130 países.

La dimensión internacional de la marca Torres se vio impulsada definitivamente con la adquisición a finales de los años setenta y principios de los ochenta de dos nuevas bodegas: una situada en el Valle Central de Chile (Curicó), donde se elabora una amplia gama de vinos, y otra en California, Marimar Torres, donde apuesta por la creación de interesantes varietales de pinot noir y chardonnay.

En Cataluña posee más de 1.500 hectáreas de viñedo distribuidas por el Penedès y la zona de la Conca de Barberà y seleccionadas entre los mejores pagos y climas de la región. En estas tierras emplea las más avanzadas técnicas vitícolas, respetando una rigurosa política ecológica.

En cuanto a sus vinos, los tintos son la marca de la casa, elaborados tanto con variedades tradicionales catalanas como con variedades internacionales. Merecen especial atención los vinos que elabora con los frutos de sus pagos, viñedos situados en suelos de condiciones extraordinarias y con microclimas que favorecen el crecimiento de un determinado tipo de vid.

Entre estos pagos se encuentra Gran Muralles, donde se cultivan las antiguas variedades tintas catalanas garnacha, garró, samsó y monastrell con las que se elabora el vino Gran Murralles; Mas La Plana, un pago consagrado al cultivo de cabernet sauvignon que produce exclusivamente el vino Mas La Plana; Santa Margarita de Agulladolç, donde se cultivan las variedades foráneas cabernet sauvignon, cabernet franc y merlot que dan vida al vino Reserva Real; Fransola, un pago dedicado únicamente a la uva sauvignon blanc con la que se elabora el vino blanco Fransola; Castillo de Milmanda, consagrado a la variedad chardonnay y que produce exclusivamente el vino blanco del mismo nombre, y Mas Borrás, un viñedo exclusivo donde se cultiva la variedad pinot noir para crear el vino Mas Borrás. Además de estas marcas, que conforman la línea de alta calidad, la bodega elabora los tintos Sangre de Toro, Gran Sangre de Toro, Coronas, entre otros; blancos como San Valentín o Viña Sol; el rosado De Casta y los vinos de postre Moscatel Oro y Sangre Brava.

Para la crianza de sus vinos, la bodega cuenta con unas cavas que se extienden a lo largo de dos kilómetros de galerías subterráneas, excavadas en diferentes niveles, donde reposan más de 20.000 barricas de roble seleccionadas entre las mejores maderas. La calidad de los vinos de Miguel Torres ha sido refrendada por la prensa internacional y por numerosas medallas obtenidas en los más importantes certámenes.

Mas La Plana Tinto. Cosecha 1997

El mítico pago Mas La Plana se halla enclavado a pocos kilómetros de Vilafranca del Penedès. Las viejas cepas de cabernet sauvignon producen una cosecha de gran calidad a partir de la cual se elabora este vino. Descubrimos un tinto color rojo rubí oscuro con reflejos teja en su ribete. Aromas complejos, con recuerdos de frutas negras, sobre un fondo balsámico, tonos de chocolate negro y un grato buqué con notas de tabaco y de serie animal. En boca es amplio, redondo, sedoso, con taninos perfectamente fundidos, amplia gama de sabores y un elegante amargor. Acompaña perfectamente platos de carnes condimentadas como el lomo de cerdo con ciruelas y pasas.

Bodega: Miguel Torres. Zona productora: DO Penedés. Crianza: 18 meses en barricas de roble francés Variedades: cabernet sauvignon. Cosecha: 1997. Muy buena. Temperatura de servicio: 18º C. Precio aproximado en bodega: 35,55 euros.

Atrium. Tinto. Cosecha 2001

Atrium 2001 es un monovarietal de merlot con una crianza en barrica de roble francés de seis meses. En cata presenta un color rojo cereza picota madura con ribete granate. Buena intensidad aromática marcada por la presencia de notas frutales que dejan paso a agradables recuerdos tostados y ahumados para terminar con un delicado fondo especiado. En la fase gustativa se presenta redondo y de cuerpo medio; taninos maduros y de calidad tapizan un buen paso de boca. Duradera persistencia final marcada por las notas frutales. Perfecto maridaje con platos de pollo, también con escalopines de ternera a la milanesa o un redondo de ternera guisado al vino tinto.

Bodega: Miguel Torres. Zona productora: DO Penedés Crianza: 6 meses en barricas de roble francés. Variedades: merlot. Cosecha: 2001. Muy buena. Temperatura de servicio: 16-17 º C. Precio aproximado en bodega: 8 euros.

Gran Coronas Tinto. Reserva 1998

Cabernet sauvignon y tempranillo son las variedades que aportan su nobleza al Gran Coronas, un vino con una crianza de 15 meses en barricas de roble americano y francés. En cata tiene un color rojo granate oscuro con destellos granates en su ribete. Aromas de intensidad donde aparecen notas de frutas confitadas sobre un fondo especiado aportado por el roble junto con notas tostadas. En boca es seco, carnoso, con buen desarrollo gustativo, tanino noble y elegante, y un retrogusto que le hace grato y placentero. Maridará con platos de caza de pluma como el pichón relleno de setas y foie.

Bodega: Miguel Torres. Zona productora: DO Penedés. Crianza: 15 meses en barricas de roble americano y francés. Variedades: cabernet sauvignon (85%) y tempranillo (15%). Cosecha: 1998. Excelente. Temperatura de servicio: 18º C. Precio aproximado en bodega: 11,26 euros.